Primero buen servicio

Ya han transcurrido alrededor de cuatro meses desde que se incrementó el pasaje en el transporte público en la zona conurbada Colima-Villa de Álvarez, además en Manzanillo y Tecomán, y aún no se ven claros los cambios que se prometieron al aumentar la tarifa de 6 a 8 pesos.

Pero eso no es todo, al margen del costo del pasaje, persisten las deficiencias en el horario y en la frecuencia de los recorridos de las distintas rutas que circulan por la zona conurbada citada, y quienes padecen en primera instancia de esta situación que permea al servicio del transporte son, por desgracia y antonomasia, los usuarios.

Cabe remembrar que algunos de los compromisos anunciados con bombo y platillo fueron, entre otros, la rehabilitación de unidades, capacitación a operadores, análisis de las frecuencias y más aún en los horarios nocturnos, análisis del sistema prepago y uniformar a los choferes. En estos cuatro meses ya se deberían haber cubierto algunos de los compromisos, pero no ha sido ni por asomo de esa manera.

Lo anterior se pone en contexto por el anuncio hecho por el gobernador Ignacio Peralta Sánchez el pasado martes y cuya información fue publicada en esta Casa Editora, de dos prototipos  de transporte adecuados a las características de las ciudades de Colima, mismos que, estarán a prueba durante algunas semanas para conocer la satisfacción de los usuarios.

Si bien es cierto las características de dichas unidades de transporte urbano son las adecuadas para las ciudades del estado, particularmente en los municipios de Colima y Villa de Álvarez, además de ser cómodas, amplias, accesibles e  incluyentes, aunado cumplen con los requisitos establecidos en la Ley de Movilidad y con las características físico-mecánicas, también lo es que antes del uno es el dos, es decir, previo a la renovación, se debe mejorar el servicio en sí.

Lo que se requiere inicialmente es que la frecuencia y los recorridos sean los que se necesitan, así como operadores capacitados, respetuosos y responsables, porque a ello se comprometieron los concesionarios cuando se dio el aumento de los 2 pesos; por tanto, debe informarle de todas las aristas la titular de Movilidad, Gisela Méndez, al gobernador, pues no deben seguir padeciendo ya usuarios por la falta de palabra de los propietarios de los urbanos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *