Se ahorrarán $240 millones

(Redacción)

El gobernador José Ignacio Peralta Sánchez anunció que se concretó el refinanciamiento de dos créditos vigentes de largo plazo del Gobierno del Estado, con lo que se logra dejar de pagar 240 millones de pesos a los bancos al disminuir las tasas de  interés.

En rueda de prensa, realizada en la sala de juntas de Casa de Gobierno, el mandatario estatal recordó que en diciembre pasado el Congreso del Estado autorizó el refinanciamiento de estos dos créditos, que fueron contraídos en 2011 y 2015, que en total suman 1 mil 436 millones 364 mil 484 pesos.

“En resumen, producto del refinanciamiento de ambos créditos, no se incrementa la deuda, no se incrementa el tiempo para pagar los créditos, lo que sí cambia a favor del Gobierno del Estado son las tasas de interés de los créditos y esto se traduce en que devolveremos a los colimenses 240 millones de pesos que ya estaban destinados para pagarse a los bancos”, resaltó el titular del Ejecutivo.

El gobernador señaló que la falta de pagos en los que incurrió la anterior administración estatal originó que los créditos a Gobierno del Estado fueran con tasas de interés muy altas, por eso en 2016 y 2017, en los que la administración estatal pagó 674 millones de pesos de deuda bancaria, solamente 177 millones 600 mil pesos se destinaron a la disminución de la deuda y el resto, 496 millones 500 mil pesos fueron intereses.

En este contexto, Peralta Sánchez señaló que resulta inconcebible que tal cantidad de recursos se estuvieran dilapidando en el pago de intereses a bancos, por eso es que el gobierno estatal buscó el refinanciamiento.

Respecto al crédito vigente con el Banco Interacciones por 622 millones de pesos, una vez refinanciado, pasará de tener una tasa de interés de 11.43 por ciento anual a 8.63 por ciento, disminuyendo 2.8 puntos porcentuales en el costo de intereses de ese financiamiento, lo que se traduce en 203 millones de pesos que dejarán de pagarse a bancos, durante la vida del crédito. Tan sólo  esta administración dejará de entregarle al banco 58 millones de pesos por concepto de intereses, señaló el gobernador.

En cuanto al crédito vigente con Banorte por 814 millones de pesos, una vez refinanciado, pasará de tener una tasa de interés de 9.08 por ciento anual  a 8.52 por ciento, es decir, disminuye 0.56 puntos porcentuales en el costo de intereses, lo que permitirá pagar 37 millones de pesos menos, por concepto de intereses, durante la vida del crédito. En esta administración serán 14 millones de pesos menos los que se pagarán de intereses.

Tras señalar que lo primero que hizo al llegar al Gobierno fue implementar una política de austeridad y disciplina financiera, el gobernador afirmó que el honesto manejo de los recursos  ha permitido el pago de salarios a tiempo, becas, pensiones e incluso la implementación de nuevos programas que antes no existían como becas rurales, de titulación y uniformes escolares, entre otros.

Asimismo, el adecuado manejo financiero de este gobierno ha permitido que firmas de prestigio eleven la calificación crediticia del Estado.

“Al mejorar las calificaciones crediticias, el Gobierno del Estado genera confianza y por ello es que se crean las condiciones para que los actuales créditos con tasas de interés muy altas pudieran refinanciarse y así bajar la tasa de interés, es decir, lograr pagar menos intereses por los créditos”, detalló.

El gobernador mencionó que es muy satisfactorio este logro en beneficio de las finanzas colimenses y que Colima ya no será más la entidad con la deuda bancaria más cara, como se vio reflejado en la medición de tasas de interés promedio ponderadas que hizo la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Al explicar el proceso de refinanciamiento de estos dos créditos bancarios, el Secretario de Planeación y Finanzas, Carlos Arturo Noriega García aseguró que los bancos tienen confianza en el Gobierno del Estado y que la disciplina financiera está funcionando en el Estado.

“Estaremos esperando las calificaciones no solamente de esta reestructura, sino la calificación quirografaria del Estado que estaremos trabajando para tener una mejora cada seis meses y poder lograr la mejor calificación que haya tenido el Estado”, finalizó el funcionario estatal.

 

EVIDENCIA REFINANCIAMIENTO HONESTIDAD

EN EL MANEJO FINANCIERO ESTATAL: RANGEL

 

El refinanciamiento logrado por el gobernador José Ignacio Peralta a dos créditos contratados en diciembre de 2011 y en diciembre de 2015,  evidencian su estilo de gobernar, en el que se privilegian la honestidad y el orden, aseguró Federico Rangel Lozano.

El coordinador del Grupo Parlamentario del PRI en el Congreso del Estado, destacó que alcanzar una disminución de 240 millones de pesos con el refinanciamiento, es una medida de gran impacto, pues implica una reducción de casi el 17 por ciento del total de esos dos créditos refinanciados.

Rangel Lozano recordó que el 30 de noviembre de 2017, con el voto de diputados del PRI, PAN, PVEM, PT, Nueva Alianza e Independientes, el Congreso del Estado autorizó al Ejecutivo refinanciar dos créditos, cuyos saldos eran de 814 millones 146 mil 934 pesos y de 622 millones 217 mil 550 pesos

“La autorización de ese refinanciamiento fue para que mejoraran las condiciones de pago de los dos financiamiento del Gobierno y hoy, a casi cuatro meses de esa autorización, vemos que el Gobernador está cumpliendo”, destacó el legislador priista.

Mencionó también que como el Ejecutivo buscaba una mejora en la tasas de interés a los créditos existentes, la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios y la Ley de Deuda Pública del Estado de Colima y sus Municipios, no obligaban a la autorización del Congreso del Estado para el refinanciamiento.

Explicó también que como la solicitud aprobada no representa un incremento de la deuda pública ni modificación en los plazos de las deudas originalmente contratadas, no era necesaria la autorización del Legislativo.

Indicó que el gobernador Peralta Sánchez solicitó la autorización del Congreso, aun cuando no estaba obligado legalmente a hacerlo, para fortalecer la coordinación con el Legislativo en las decisiones de impacto en la economía estatal.

Expuso que el refinanciamiento anunciado este martes por José Ignacio Peralta se logró en gran medida por la mejora en las calificaciones de la calidad crediticia, pues Colima pasó de tener una calificación de default restringido en 2015, es decir de no pagar obligaciones financieras, a tener una BBB-, lo que implica una moderada calidad crediticia.

Finalmente, indicó que las calificaciones a la calidad crediticia emitidas por las agencias Fitch Ratings y HR Ratings, muestran la mejora en relación a las que se tenían en años anteriores, “lo que indudablemente se debe a un manejo transparente y honesto de los recursos públicos”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *