Caldero Político

Juan Ángel Magaña

 

Entrega de infraestructura y de apoyos a la población, después del 30 de marzo no se pueden publicitar

Estamos a tan solo 6 días para que se inicie la campaña política electoral donde los actores políticos buscaran de nueva cuenta el voto popular que los ratifique en el mismo cargo o en otro de elección popular. Y debemos de recordar que en este inicio de campaña política comenzara la veda en publicidad para los gobiernos en sus tres niveles federal, estatal y municipal. La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos es muy claro en este rubro pues el artículo Artículo 41 dentro de su apartado C expresa, que la propaganda política o electoral que difundan los partidos deberán abstenerse de expresiones que denigren a las instituciones y a los propios partidos, o que calumnien a las personas. Así mismo, durante ese tiempo que comprendan las campañas electorales federal y localmente hasta la conclusión de la respectiva jornada comicial, deberá suspenderse la difusión en los medios de comunicación social de toda propaganda gubernamental, tanto de los Poderes federales y estatales, como de los municipios, órganos de gobierno del Distrito Federal, sus delegaciones y cualquier otro ente público. Las únicas excepciones a lo anterior serán las campañas de información de las autoridades electorales, las relativas a los servicios educativos y de salud, o las necesarias para la protección civil en casos de emergencia. Por otro lado en nuestra misma Carta Magna dentro de su artículo 134 en los párrafos siete y ocho, indican que los servidores públicos de la Federación, los Estados y los municipios, así como del Distrito Federal y sus delegaciones, tienen en todo tiempo la obligación de aplicar con imparcialidad los recursos públicos que están bajo su responsabilidad, sin influir en la inequidad de la competencia entre los partidos políticos. La propaganda de actos de gobierno, bajo cualquier modalidad de comunicación social, que difundan como tales, los poderes públicos, los órganos autónomos, las dependencias y entidades de la administración pública y cualquier otro ente de los tres órdenes de gobierno, deberá tener carácter institucional y fines informativos, educativos o de orientación social. En ningún caso esta propaganda incluirá nombres, imágenes, voces o símbolos que impliquen promoción personalizada de cualquier servidor público, porque esto es delito federal electoral. En este contexto el artículo 228 del COFIPE , menciona que para los efectos de lo dispuesto por el párrafo séptimo del artículo 134 de la Constitución, el informe anual de labores o gestión de los servidores públicos, así como los mensajes que para darlos a conocer se difundan en los medios de comunicación social, no serán considerados como propaganda, siempre que la difusión se limite a una vez al año en estaciones y canales con cobertura regional correspondiente al ámbito geográfico de responsabilidad del servidor público y no exceda de los siete días anteriores y cinco posteriores a la fecha en que se rinda el informe. En ningún caso la difusión de tales informes podrá tener fines electorales, ni realizarse dentro del periodo de campaña política electoral. Así mismo, el artículo 2° del COFIPE, también menciona que durante el tiempo que comprendan las campañas electorales federales y hasta la conclusión de la jornada comicial, deberá suspenderse la difusión en los medios de comunicación social de toda propaganda gubernamental, tanto de los poderes federales y estatales, como de los municipios, órganos de gobierno del Distrito Federal, sus delegaciones y cualquier otro ente público. Las únicas excepciones a lo anterior serán las campañas de información de las autoridades electorales, las relativas a servicios educativos y de salud, o las necesarias para la protección civil en casos de emergencia. Pero otro detalle que no debemos dejar de recalcar que la incorporación de fotografías o el nombre de algún servidor público en los portales de internet institucionales no constituyen promoción personalizada si es de carácter meramente informativo (SUPRAP-67/2009). Ahora bien, las declaraciones de funcionarios públicos deben analizarse en el contexto en que se pronuncian, para determinar si infringen las reglas que las regulan (SUP-RAP-25/2009, SUP-RAP-72/2009). Por lo consiguiente la prohibición establecida en el artículo 134 constitucional no impide que los funcionarios dejen de realizar sus tareas como servidores públicos, como participar activamente en la entrega de bienes y servicios a los gobernados en la demarcación territorial que corresponda y acumulados., siempre y cuando estos no se publiciten. (SUP-RAP-106/2009, SUPJRC-273-2010). En cuanto a la presencia en actos públicos de los servidores públicos en el proceso electoral se interpreta lo siguiente: a).- La sola presencia de los servidores públicos en actos proselitistas en apoyo a candidatos a cargos de elección popular no infringe lo dispuesto en el artículo 134, siempre y cuando lo hagan en días inhábiles de su cargo de servidor público (SUP-JRC-162/2008). La participación activa de servidores públicos en actos proselitistas, celebrados en días inhábiles, tiene sustento en las libertades de expresión, reunión y asociación (SUP-RAP-75-2010). Entonces preparémonos los mexicanos y mexicanas para el inicio de la contienda federal pues diversos actores políticos saldrán a pedir el voto popular en la búsqueda de llegar al cargo de representación política. Comentario Final.- El próximo jueves inicia la semana santa si usted sale a disfrutar de los balnearios que tiene nuestra entidad, recuerde que la seguridad de su familia y la de usted es primero, si toma no maneje y si maneja no tome. En semana de pascua estaremos de vuelta con nuestras colaboraciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *