Toluca, primer invitado a la liguilla

(Agencias)

El gol de Ángel Reyna fue el principio y el fin. El delantero del Toluca anotó el único gol del encuentro, el que representó el freno a una racha de ocho juegos sin derrota de los Tigres y el inicio de un récord de victorias consecutivas en el conjunto escarlata.

Ángel Reyna es ese futbolista desfachatado que lo mismo hace un golazo como el que le dio el triunfo al Toluca sobre los Tigres y luego renuncia a las órdenes de su técnico sin aparente motivo. El mérito es también de Hernán Cristante, que rescató al canterano del América del descenso y lo puso como titular en su equipo.

Ese conjunto de detalles, llevaron a Reyna a festejar un gol en la Liga MX casi un año después de la última vez que lo hizo, cuando todavía era jugador del Veracruz y se presumía como el consentido de Carlos Reinoso, uno de los pocos que lo pulió en primera división.

Reyna anotó un golazo al minuto 56 y acabó con el buen paso de los felinos, que se iban enfilando a la liguilla como favoritos al título, como casi siempre pasa. El Toluca les puso el freno y de paso los escarlatas festejaron su séptimo triunfo consecutivo, el récord de victorias de la institución, que les asegura un cupo en la liguilla.

Gignac quiso ser el héroe de los Tigres, en la semana uso mascarilla de oxígeno para simular que jugaba a la altura del Toluca y ni así tuvo la oportunidad de jugar. Alfredo Talavera cumplió, hasta ahora el mejor de los tres porteros que están considerados para ir al Mundial por México.

Los Diablos Rojos se levantan como el mejor equipo del torneo y aún tienen una misión pendiente, ganar un título para asegurar la continuidad de su técnico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *