Exhortos por caseta

El Congreso del Estado exhortó la víspera a la Policía Federal para que deje de subordinarse y ser cómplice de la empresa  concesionaria del tramo carretero Armería-Manzanillo.

A través de un punto de acuerdo, la LVIII Legislatura local pidió de igual manera a Fernando Cid Juárez, comisionado de la Policía Federal en Colima, que aplique la ley y detenga a los integrantes de los grupos de choque contratados por la empresa concesionaria que en la caseta de Cuyutlán se han dedicado, según afirmaron, a agredir a manifestantes y automovilistas.

En la misma tesitura, también se exhortó al gobernador José Ignacio Peralta Sánchez y al propio comisionado de la Policía Federal, para que de manera urgente implementen los operativos y medidas pertinentes y necesarias para salvaguardar la seguridad, tranquilidad, certeza jurídica y la integridad de las personas que transitan por la carretera Armería-Manzanillo.

Vaya que lo anteriormente expuesto es oportuno en virtud de que la situación, cada fin de semana en que se libera la caseta en comento,  se torna más álgida, cruenta y peligrosa, por lo que era, es y será fundamental asumir las providencias que se requieren, porque más vale prevenir que lamentar.

Sin exagerar, la situación en la caseta de Cuyutlán, valga reiterar, se torna cada vez más tensa por la liberación que emprenden de manera recurrente integrantes del  Congreso Nacional Ciudadano, Desobediencia Social y otras agrupaciones para dar paso libre a los automovilistas que circulan por la carretera de cuota Armería-Manzanillo -al menos se llevan ya cuatro fines de semana-, dado que ya habido enfrentamiento, connatos de bronca y demás, y se teme que llegue la sangre al río.

Por ello, se debe buscar a toda costa, y es una tarea de todos, garantizar, por aquello de la libertad de expresión y de reunión, la integridad de las personas que de manera pacífica liberan la caseta de peaje de Cuyutlán y de los propios automovilistas, y así evitar cualquier tipo de tragedia ante el actuar  del grupo de choque contratado ex profeso por la empresa concesionaria, pues no hay necesidad de ello.

Pugnemos porque se sienten las bases sólidas para lo anterior e incluso, por qué no, se posibilite solicitar, previo estudio serio, la eliminación de la caseta de cobro (o la disminución del costo del peaje), a consecuencia de que los usuarios se quejan por el elevado cobro. Ojalá se traduzca en los hechos, por el bien de todos, antes de que sea demasiado tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *