Diálogo Político

Por Manuel Sánchez de la Madrid

 

En Colima no hay efecto Peje

Antes de que las campañas se inicien, algo que no entiendo, en las ruedas de familia, en las mesas de consumidores de café, en donde se habla de política con propiedad y sabiduría, lo único que puedo concluir y me referiré al tema local, es que muy poco se menciona al alcalde con licencia Héctor Insúa como posible ganador, lo extraño es que de él se comenta más para mal que para bien.

Al tiempo coinciden argumentos en que Walter Oldenbourg puede dar la sorpresa, lo que haría una realidad la oportunidad que el PRI le está dando a la iniciativa privada, que repetiría la propuesta de los empresarios de que sea -como ha sido- una posición política y administrativa de ellos ya ocupada en varias ocasiones, lo cierto es que son varios los alcaldes que han surgido de ese sector.

Roberto Chapula está siendo etiquetado como el preferido de los habitantes del sector rural, en lo que coincido a medias, efectivamente su carácter y origen le favorecen, pero conforme las urbes crecen, la población rural empequeñece.

Creo que, en efecto, Chapula es fuerte en lo rural y no está mal ubicado en lo urbano, especialmente en la capital del estado, su participación en la Comisión Estatal de Derechos Humanos le permitió cincelar un prestigio sólido, fue muy bueno en esa responsabilidad.

Nada nuevo en política, Leoncio Morán regresa buscando el apoyo de sus simpatizantes, que hace algunos lustros le fueron fieles y él lo sabe, gobernó en claros y obscuros, interpretó la función pública de manera apasionada, enfrentado con otros niveles de gobierno.

Su sana intención de ejercer la función pública lo domina y se atropella, sin embargo es posible que le siga siendo fiel parte del electorado, lo que restará votos a Insúa.

¿Qué tanto el Festival del Volcán le servirá al alcalde con licencia y se convierta en favorables votos?

De fracaso en fracaso ha transitado la gestión de Héctor Insúa, sus asesores lo han enfrentado con el sindicato al que dividió, así que cuenta con parte de los trabajadores, pero el resto le son totalmente adversos, no ha aclarado el destino de más de una veintena de millones de pesos, las obras físicas como las banquetas son prueba de ineficiencia y oídos sordos ante la protesta de la ciudadanía, lo mismo que la semi-remodelación de la avenida Madero.

Insúa ha cimentado sus ambiciones en su ego y el espectáculo, en un festival con pretensiones de internacionalizar a Colima y eventos ligados a la borrachera.

Es pronto para conocer la preferencia de los ciudadanos que ahora se enfrentan a un abanico político que encabeza el mencionado Insúa, que cuenta con el apoyo del gobierno municipal en manos temporales de un incondicional, un político joven que interpreta el servicio a la comunidad con modernos prismas y ambiciones de trabajar por los colimenses.

Estarán en la boleta Leoncio Morán y Roberto Chapula, que se vuelven a enfrentar, ahora en condiciones diferentes, Roberto está lejos de ser el atrabancado de antes y Leoncio va por sus fueros, por lo que quede de ellos.

No he mencionado a Rafael Briceño, más por olvido que por otra razón, y es que se le conceden muy pocas posibilidades de obtener el triunfo, es nuevo en política, con presencia como servidor público poco trascendentes, no representa a un grupo importante que lo respaldó, fue líder de empresarios, pero perdió el contacto.

Rafael aceptó la candidatura que le ofreció Morena e hizo bien, está ubicado socialmente y reconocido, pero ello no le aportará muchos votos.

De todas formas será regidor y con toda seguridad Morena lo llevará a una diputación local en el próximo proceso electoral, de esa forma Rafael Briceño estará construyendo una carrera política que en el PRI nunca hubíera logrado.

El voto estará pues dividido, la moneda está en el aire.

Así como los candidatos del PRI encabezados por Fernando Moreno Peña le llevarán votos al aspirante a la Presidencia de la República, José Antonio Meade, en sentido contrario El Peje no creo que les ayude a los candidatos de Morena, irán solos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *