Paridad horizontal

A poco más de dos meses y medio para que se celebren las elecciones presidenciales en el país y las intermedias en el estado para elegir a senadores, diputados federales, alcaldes y legisladores locales, los partidos políticos y coaliciones avanzan en lo que deben cristalizar en materia electoral y en lo que son requeridos, en el caso de los cargos locales, por el Consejo General del IEE.
Partidos y coaliciones ya han cumplido algunos puntos referenciales, de acuerdo a las fechas establecidas, en lo que concierne a las planillas para los ayuntamientos y a las curules de mayoría relativa en el Congreso del Estado.
Así, bajo este esquema, los institutos políticos y las coaliciones que registraron a sus aspirantes a las candidaturas para los ayuntamientos en la entidad, cumplieron con el principio de paridad horizontal, con base en lo determinado ayer durante la sesión ordinaria del Consejo General del IEE.
Como se recordará, entre el 1 y el 4 de abril, Movimiento Ciudadano y Nueva Alianza, así como las coaliciones “Juntos Haremos Historia”, conformada por los partidos Morena, del Trabajo y Encuentro Social; “Todos por Colima”, integrada por el Revolucionario Institucional y el Verde Ecologista de México; y “Por Colima al Frente”, compuesta por Acción Nacional y de la Revolución Democrática, presentaron ante los Consejos Municipales las planillas para los diez ayuntamientos.
Tras la verificación correspondiente y en coadyuvancia con la Comisión de Equidad, Paridad y Perspectiva de Género, el IEE resolvió que partidos y coaliciones cumplieron al observarse en cada una de las planillas que cinco municipios fueron encabezados por mujeres y los cinco restantes por varones.
Valga referir que el principio de paridad horizontal ordena que los partidos promuevan y garanticen la equidad y paridad entre mujeres y hombres en sus órganos de dirección y en las candidaturas a cargos de elección, aclarándose que tratándose de ayuntamientos, si se registra un número par de candidaturas a alcaldías, el 50% de éstas corresponderá a un mismo género; y en caso de que sea impar, el porcentaje de cada género será el más cercano a dicha cifra.
Falta aún que cumplan con la paridad vertical, que consiste en que cada planilla alterne las propuestas de uno y otro género. Todo sea por la equidad, por una cultura de género propiamente dicha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *