Diálogo Político

Por Manuel Sánchez dela Madrid

 

¿Quién ganó el debate?

Los diablillos que juegan con los equipos electrónicos y nos dificultan su uso andan sueltos, el ordenador en el que escribo en mi oficina del periódico se negó a trabajar desde el viernes, lo mandé al taller y aun no me lo entregan. Espero que el daño no sea grave. El equipo que uso en casa, casi nuevo, me pidió la contraseña de Microsoft, cosa que ignoro totalmente, me abrió la opción de trabajar sin aportar la contraseña, redacté un comentario ya avanzada la noche del sábado y a una línea de concluir una leyenda apareció en la pantalla que me indicaba que le diera un número de un teléfono celular y me enviaban un mensaje para que escogiera una nueva contraseña, así lo hice y ya me di por vencido. De nuevo para iniciar esta entrega me pidió la máquina no sé qué información, no supe cómo dársela, le oprimí “enter” y ahí me encuentro…

A otra cosa.

Eldebate del domingo entre los cinco aspirantes a suceder a Enrique Peña Nieto ¿qué me pareció?, bueno, me permitió sacar conclusiones algunas de las cuales comentaré, otras no, porque las dejo para mi cosecha personal, no creo que a nadie le importen.

Empezaré por discrepar con la mayoría de los que en rueda de amigos sustentan desde el domingo sus comentarios, no me importa quién haya ganado el debate, es más, no creo que existan elementos para un dictamen, ni creo que tenga ese objetivo esta práctica de lo que se supone se llama democracia. A mí me importa opinar sobre el que perdió y no es que sea fatalista o negativo, lo que pasa es que creo que haya sido quien haya sido el ganador, si es que lo hubo, pueda ser el que logre el triunfo en el importante evento del uno de julio, o sea que no va a ser necesariamente el que gane la elección presidencial, en contraste el que perdió –y fueron dos- no estarán en la final, el debate los debilitó tanto que quedan fuera.

Me refiero a Andrés Manuel López Obrador, confirmó que es el mismo de siempre, evadió respuestas que pudieron haberle ayudado, no perdió los estribos pero si la compostura, su expresión corporal lo mostró incómodo y enojado, no atacó y su defensa consistió en no dar respuestas, dejó pasar interrogantes que le fueron planteadas.

Perdió. Sus defensores no lo aceptan y sería imposible creer que lo hicieran, pero lo saben. Coinciden muchos comentaristas a los que se ha invitado en los diversos programas con tema político, pero no refieren argumentos para demostrar que el tabasqueño ganó y si no lo hizo, aquí no hay empate y menos para el que es desde hace meses señalado como el puntero, no ganó y por lo  tanto perdió.

El Bronco ganó, su presencia misma que fue un triunfo, el organizador oficial de la contienda política lo dejó pasar y aprovechó su tiempo, atacó al Peje, lo puso en aprietos, golpeó a los partidos políticos, no ganó el debate, pero su presencia fue de por si una forma de triunfo.

José Antonio Meade, a quien los anti PRI buscan elementos para debilitar su participación, no estuvo mal, quizás debió dar la cara como priista, porque es el partido que lo llevó a la candidatura y le hace asco, hace mal. No estuvo mal, serio, formal, contundente, conocedor, propositivo y engallado, acusó a Andrés Manuel López Obrador y éste desbarró al aceptar el reto, aseguró que no tiene tres departamentos y que los regala si existen, lo que por la tarde de ayer fue importante, pues Meade aseguró disponer de información del Registro Público de la Propiedad que confirma que sí tiene dos departamentos a su nombre, o sea que Meade no mintió y el Peje sí.

Fíjense bien, Andrés Manuel hizo lo suyo, nadó de muertito y le costó equis porcentaje de simpatizantes, no los suficientes como para eliminarlo, pero los perdió; Ricardo Anaya atacó con buena puntería al tabasqueño y cambió el blanco poco después de la mitad del evento para dirigir sus obuses contra José Antonio Meade y éste hizo lo mismo, el único feliz debió haber sido el multicitado López Obrador.

Así que es más importante saber quién fue el perdedor, más que conocer al que ganó ¿Margarita Zavala? ¡Bien Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *