Impide Ayuntamiento que adulto mayor venda dulces en el centro

(Oscar cervantes)

Con 63 años de edad,  Don Alberto Moreno Rivas  sale a las calles para ofrecer dulces regionales en diferentes puntos del centro de Colima, con el fin de llevar el sustento a su  hogar y mantener  a su esposa.

Sin embargo, denunció que existe una cacería contra él por parte de los inspectores del Ayuntamiento de Colima, quienes no le permiten vender sus productos a la gente que transita por la zona centro de la capital.

Con canasto  y  una mesa hechiza en mano, explica que desde hace más de 20 año elabora estos dulces en su domicilio ubicado en la colonia el Tívoli del municipio, y él mismo busca venderlos porque es de donde mantiene  a su única familia, su esposa.

Hizo saber que nunca se queda mucho tiempo en un solo lugar, pues siempre trata de caminar las calles del centro en diferentes puntos para tener una mayor venta.

“Hay un inspector que ese hasta que no me quito me deja en paz”, indica con el rostro desencajado.

Señaló que se gana la vida de forma honrada y no hace mal a nadie, ya que tiene la necesidad de llevar ingresos a su hogar para sobrevivir.

Entre los productos que ofrece están los dulces de tamarindo y los conocidos borrachitos, elaborados a base de leche, vainilla  y alcohol.

Don Alberto Moreno dijo temer que lo sigan hostigando porque es su única fuente de empleo que actualmente tiene.

Cabe hacer mención que  previo a la entrevista realizada al Don Alberto, inspectores de la comuna capitalina intentaron correrlo del lugar, a lo que él pidió  que le dieran unos minutos más para ver si podía vender algo, ya que las ventas no andaban bien este martes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *