Los apuntes de hoy

José Rodríguez Negrete

 

Los tráileres asesinos

Tenía que suceder, ya se habían registrados otros accidentes, con resultados menos graves, pero este percance registrado el domingo anterior, a la altura de Turla, no tiene calificativo, diez muertos, toda una familia de cinco fallecieron, niños, niñas, mujeres y hombres adultos; la verdad que si conmocionó a los colimenses y más porque ya se lo habíamos dicho que esto iba a suceder y nadie le puso atención al problema que todos los días se registra, por la autopista Colima-Manzanillo.

Todos entendemos que el precio del desarrollo es caro, pero en esta ocasión hay que ver que las autoridades tanto estatales como federales se hicieron de la vista gorda y dejaron que las cosas estuvieran sucediendo sin importarles cómo solucionar el problema grave que se ha estado registrando con la avaricia de movilizar la carga que llega al puerto, tanto nacional como del extranjero.

Son miles de camiones, de trailers que van y vienen, muchos de los cuales se mueven con doble contenedor para acaparar más, lo que los hace sumamente peligrosos y más cuando las autoridades de la SCT y policía federal les importa un comino que los conductores circulen a exceso de velocidad y en ocasiones hasta drogados y sin dormir.

No podemos entender como una autoridad federal permite que se den estas cosas y más cuando saben perfectamente que los camioneros, los propietarios de los trailers, realizan este tipo de desplazamientos, violando las leyes y reglamentos,  poniendo en  riesgo la seguridad de las demás vehículos que transitan con toda la familia, como en el caso que  nos ocupa, sobre todo por ser zona turística.

Todo mundo habla de las fuertes “mordidas” que los traileros tienen que dar para poder trabajar de esta manera; poniendo el peligro la vida de los demás, pero lo más curioso que las autoridades responsables no se dan cuenta; o se hacen como el caso del marido engañado, donde todo mundo sabe menos el interesado.

Este asunto lo hemos venido comentando desde hace muchos años y parece no importarle a nadie, el diputado Flavio Palomino, insistió mucho en solucionar este problema porque era uno de los que tenían que viajar todos los días de Tecomán a Colima y viceversa, y nadie le hizo caso, mandó puntos de acuerdos al congreso de la unión y todos se reían de él; incluso uno de los trailers a que me refiero, estuvo a punto de causarle la muerte, afortunadamente solo resulto con lesiones; pero ni así le hicieron caso.

Han sido muchos los accidentes que se han registrado, son varios los que han muerto, pero nunca se había visto algo tan lamentable como en esta ocasión; ahora tendremos que estar muy atentos para ver el desenlace de este lamentable accidente, sobre todo quien va a indemnizar a los deudos de las familias fallecidas. Nos preguntamos con mucha insistencia; ¿quién va a pagar?, ¿funcionarán en este caso los supuestos seguros de vida de las casetas o de los propios empresarios traileros?… no puede quedar esta situación impune.

Además, creo que es el momento para que las autoridades federales, junto con las estatales, se pongan a trabajar y regularicen las condiciones de zonas federales o derechos de vía, que se dan a todo lo largo de la autopista Guadalajara-Manzanillo, en donde hay cantinas, prostíbulos, piqueras, “tienditas”, de todo, pero en donde, como decíamos antes, nadie se da cuenta de todas estas irregularidades que existen y que contribuyen a que se den este tipo de accidente y que todo mundo las ve, menos las autoridades correspondientes. Soida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *