Vamos a elegir a quien le dé confianza y rumbo al país

(Agencias)

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante los integrantes de la Reunión Plenaria del Consejo de Citibanamex, el candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade Kuribreña, afirmó que el próximo 1 de julio se va a elegir al presidente que le dé confianza y rumbo al destino del país.

Eso es lo que de fondo vamos a elegir el primero de julio, a quién le tenemos confianza para que guíe, para que trabaje, para que le dé rumbo y destino a un país que ha construido por muchos años credibilidad y confianza para que se pueda invertir y generar empleo”, afirmó el aspirante, tras su encuentro con los ejecutivos bancarios.

El aspirante presidencial por los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal), señaló que está participando en esta contienda política para ganar, por lo que no tiene contemplado declinar.

En esta contienda estamos, como he insistido, no para declinar sino para ganar, seguimos en ese empeño, seguimos en esa convicción y así habremos de seguir hasta el primero de julio”, dijo.

Previamente, salió de la misma reunión el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, quien reiteró en su primer lugar en las encuestas, por lo que dijo “este arroz ya se coció”.

Meade Kuribreña comentó, rememorando a su abuelo, que la soberbia no es buena y que esa condición es peor durante un proceso electoral.

“Cuando uno piensa que el arroz ya se coció corre el riesgo de que el arroz se le queme, y yo creo que eso nunca conviene en una elección; decía mi abuelo, y decía con sabiduría, que no hay nada tan poco inteligente como la soberbia, decía que la soberbia nunca es inteligente y cuando menos inteligente es, es cuando uno está en un proceso electoral”, dijo.

El candidato presidencial insistió en que López Obrador debe aclarar su situación patrimonial, la que quedó exhibida con la acreditación de que es poseedor de bienes que no declaró en su 3 de 3.

En relación con la acusación de que participó, desde la Secretaría de Hacienda, en una red para el pago de moches, Meade Kurbreña indicó que en los presupuestos que elaboró no había montos destinados a legisladores para esos fines.

“A mí me tocaron dos presupuestos, el de 2012 y el de 2017 para el 2018, en ninguno de los dos presupuestos, había un fondo que se le etiquetara a los legisladores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *