Mostrará desmantelamiento; desnuclearización Norcoreana

(Agencias)

Corea del Norte prometió cerrar sus instalaciones de ensayos nucleares en Punggye-ri en mayo e invitar a expertos estadunidenses a asistir a ese desmantelamiento, informó Seúl ayer.

Según ha explicado el portavoz de Corea del Sur, Yoon Young-Chan, la invitación es para “informar del proceso a la comunidad internacional con transparencia”, de acuerdo con lo que Kim Jong-Un dijo en la cumbre.

“Kim declaró: ‘Estados Unidos nos considera repugnantes pero, en cuanto hablemos, se darán cuenta de que no soy alguien que va a lanzar un arma nuclear hacia el Sur o hacia EU’”, añadió Yoon.

“Si nos reuniéramos regularmente con los estadunidenses para cimentar la confianza y ellos prometieran poner fin a la guerra y no invadirnos, ¿para qué mantendríamos entonces un arsenal nuclear y viviríamos en unas condiciones tan duras?”, siguió el líder norcoreano, según Yoon Young-chan.

Las dudas

Los analistas han planteado dudas con respecto al compromiso de Corea del Norte.

En Junio de 2008, el régimen de Kim desmanteló parte de su planta nuclear de Yongbyon ante periodistas extranjeros y observadores internacionales, tras un levantamiento momentáneo de sanciones por parte de EU, aunque luego volvió a operar.

Ya el 20 de abril, se había anunciado la suspensión de sus pruebas nucleares y de misiles, así como el cierre de Punggye-ri (uno de los centros nucleares norcoreano), durante el pleno del Comité Central del Partido de los Trabajadores, celebrado en Pyongyang, informó la agencia estatal KCNA.

Muchos expertos han considerado que estas instalaciones quedaron irreversiblemente dañadas tras la sexta (y más potente hasta la fecha) detonación nuclear subterránea, en septiembre.

Investigadores chinos dijeron incluso que parte de las galerías subterráneas se derrumbó después de la última prueba, lo que pondría en riesgo a varios países de la región debido a las emisiones radioactivas.

“Como podrán comprobar durante su visita, hay dos túneles adicionales aún más grandes (…) y están en buen estado”, declaró el dirigente norcoreano, según la presidencia surcoreana.

Cumbre, en tres o cuatro semanas

Durante un encuentro con sus seguidores en Michigan, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que se reuniría con Kim Jong-Un dentro de tres o cuatro semanas, y prometió “hacerle un gran favor al planeta” logrando un acuerdo sobre la cuestión nuclear con Pyongyang.

El presidente estadunidense sacó provecho por el giro diplomático emprendido por el régimen norcoreano que, según él, es fruto de discursos muy duros, el incremento de las sanciones contra Corea del Norte y el aislamiento diplomático del país asiático.

Según el canal de televisión CBS News, la cumbre con el líder norcoreano podría tener lugar en Mongolia o en Singapur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *