LOS APUNTES DE HOY

Por José Rodríguez Negrete

 

¡¡¡Estamos HARTOS¡¡¡

Esta es una de las expresiones normales de los miles de ciudadanos colimenses que se han visto involucrados en algunas de las acciones de gobierno que preside con licencia Héctor Insúa García y ahora candidato a reelegirse a la presidencia municipal de Colima.

Es cierto que el desarrollo urbano es bueno y siempre ha sido una necesidad, pero siempre y cuando éste sea bien coordinado con la autoridad municipal o estatal y los ciudadanos, porque de otra manera las cosas salen mal y las molestias son espantosas y ocasionan la ruina en muchas de las veces, como ocurrió en la Benito Juárez de Villa de Alvarez, en donde todavía le recuerdan a Yuleny Cortés muchas malas razones, o como está ocurriendo en la avenida Camino Real, con otras obras que la ciudadanía no pidió y que mucho menos autorizó, en donde por cierto se han manifestado amargamente en contra de la autoridad municipal porque las obras son muy lentas, malas e innecesarias y a todos los comerciantes de esa zona los tienen arruinados.

De por sí el comercio no está muy boyante que digamos y con ese tipo de problemas de bloquearles el acceso a los comercios, les dan en toda la progenitora; los tienen en la quiebra y nadie les hace caso. Pero nosotros nos preguntamos: ¿Y este chistecito quién lo va a pagar? No se vale que las autoridades por querer hacer obras de relumbrón pasen por encima del orgullo y la economía de los ciudadanos.

Este es el tipo de autoridades que no debieran de existir, son de las que no deberían de elegirse, pero que desgraciadamente allí están y ahora con la oportunidad de reelegirse; como si no fuera suficiente el daño que le han ocasionado a la ciudadanía que ahora desvergonzadamente quieren seguir mamando del presupuesto. Por favor…

El otro problema que están viviendo los empleados del ayuntamiento de Colima es muestra también de lo erróneo que fueron los ciudadanos al elegir a una autoridad de esta naturaleza y, por si fuera poco, el alcalde con licencia, dejó todo listo para que se realizara la tercera edición del Festival del Volcán, que según él, ha dejado grandes derramas económicas a los comerciantes, que puede ser, porque se vende pura comida, bebidas y música, de lo que está habida la gente.

Los programas son buenos, los protagonistas también, pero desgraciadamente en algunas de las zonas, como en el Jardín de la Concordia, a donde mandaron la música pesada, en donde instalaron todas las terrazas, las cantinas y demás, la gente, los vecinos están hartos, se quejan y nadie les hace caso y ¿sabe por qué? Sí, porque esos desmadres los están autorizando las autoridades municipales y a ellos les vale gorro la intranquilidad que se pueda generar y las molestias que puedan ocasionar los borrachos y “meones” que resultan de todo eso.

Insisto en que este tipo de programas son buenos, posiblemente dejen derrama económica, pero desgraciadamente en algo estamos fallando, porque no debería de haber afectaciones entre los ciudadanos que nada tienen que ver con la supuesta festividad volcánica y que sólo quieren descansar y dormir tranquilamente en sus domicilios para otro día ir a trabajar.

Ese tipo de autoridades prepotentes y altaneras no son de las que convienen para el desarrollo de la comunidad; al contrario, ya basta con el cantinón que se autorizó en el portal Hidalgo y en donde nadie dice nada tampoco y ¿sabe usted por qué? ¿Sabe usted de quien es… y todas las facilidades que se les dan para ampliarse y venderle a menores de edad?.. ¿No lo sabe…? Se lo dejo de tarea. Soida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *