Recomendaciones

Con el objetivo de implementar acciones que eviten accidentes o situaciones que pongan en riesgo la integridad de la población, la Unidad Estatal de Protección Civil emitió recomendaciones ante el inicio de la temporada de lluvias en la entidad. De hecho, en días recientes, el  ingreso de humedad del Océano Pacífico y un canal de baja presión, provocaron las primeras precipitaciones.

Según datos de la dirección local de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la precipitación promedio durante el mes de mayo estará 13 por ciento por arriba de la media histórica, y como ha ocurrido hasta el momento, Colima se encuentra entre las entidades que han reportado las temperaturas más elevadas en el país.

El termómetro ha marcado hasta 39 grados a la sombra en los últimos días, por lo que el calor es intenso durante el día y la noche, por lo que se requiere tomar las providencias necesarias ante los cambios bruscos de temperatura, porque ello puede impactar ostensiblemente en la salud.

Así pues entre las principales recomendaciones que emite Protección Civil a la población figuran, entre otras, limpiar de escombros o cacharros las azoteas de las casas, en especial los desagües y en caso de los techos de lámina, teja, cartón y otros materiales, asegurarse que estén bien sujetos a la estructura, para evitar que se desprenda en caso de vientos fuertes.

Asimismo, verificar los árboles cercanos a las viviendas, a los lugares de estacionamientos o espacios donde las personas regularmente concurren, ya que es probable el desprendimiento de ramas o caída de éstos. Para prevenir inundaciones en el hogar, es necesario limpiar el traspatio y frente de la casa para evitar taponamientos de los registros pluviales al momento de fuertes precipitaciones.

Las personas que viven cerca de laderas, barrancas, ríos o arroyos, deben prestar atención a la llegada de huracanes, debido a que son zonas de alto riesgo, por lo que es importante retirar objetos o materiales que impidan el flujo del agua.  De igual modo, recordar que las crecientes repentinas son el principal peligro, por lo que si se observa crecimiento en su cauce o que el cuerpo o nivel de agua es alto, evitar cruzarlos, aun cuando el traslado sea en vehículo.

Tomando en consideración que protección civil somos todos, hay que ponderar la importancia de elaborar un plan familiar sobre el rubro y tener todo lo necesario en primeros auxilios, porque vale la pena resaltar que más vale prevenir que lamentar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *