Propuestas y ocurrencias

A un mes y nueve días de los comicios electorales del próximo 1 de julio, este domingo reciente las y los mexicanos sintonizaron la transmisión del ‘segundo debate presidencial 2018, que tuvo lugar en el campus Tijuana de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC).

En punto de las 21:30 horas los televisores de los coterráneos y los habitantes en general de este país se encendieron para conocer las propuestas en materia de comercio exterior e inversión, seguridad fronteriza, combate al crimen transnacional y derechos de los migrantes de los cuatro candidatos a la Presidencia de la República.

No es óbice recalcar que hubo más propuesta y tiempo por parte de los abanderados a la primera magistratura del país, para delinear sus respectivos planes de gobierno, aunque sin faltar las descalificaciones o el escarnio al adversario, en la inteligencia que ello le  abona a sus simpatías electorales en detrimento de aquél.

En la familia, restaurantes, hoteles, casas de campañas y sedes de partidos políticos, fue en donde se reunieron candidatos y simpatizantes de éstos, aunque se asegura con conocimiento de causa que la audiencia fue menor que en el primer debate presidencial efectuado el 22 de abril del presente año a partir de las 20:00 horas.

Con el aderezo de los  ataques frontales y las ocurrencias, los mexicanos en edad de votar conocieron más a los postulados por las siglas partidistas o las coaliciones, así como sus propuestas de gobierno, y si algunos no tenía aún definido su sufragio, este segundo debate contribuyó a ello, y si todavía no es así, habrá un tercer y último debate el 12 de junio venidero.

Cada uno de Los equipos de campaña y seguidores de los candidatos afirman que ganó Meade, Anaya, López Obrador y El Bronco, es decir, ninguno perdió y todos triunfaron, pero quien realmente lo hizo fueron los ciudadanos mexicanos que emitirán el primer domingo de julio en las urnas su voto, dado que a estas alturas conocen ya quién es quién, al margen de propuestas y ocurrencias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *