Humo de tabaco ambiental afecta más a adultos mayores y niños

(Redacción)

El humo de tabaco ambiental que contamina los espacios interiores, el cual proviene en 85% de la corriente lateral y en 15% de la corriente principal exhalada por las personas fumadoras, es el que produce daño al ser respirado, especialmente en quienes son más vulnerables como niñas, niños, personas adultas mayores y con alguna enfermedad, informa la Secretaría de Salud y Bienestar Social.

En el marco del próximo Día Mundial sin Tabaco, la dependencia asegura que estas sustancias se diluyen en el ambiente antes de ser inhaladas por otras personas, quienes respirarán un humo más concentrado mientras mayor sea su proximidad al cigarrillo en combustión.

De acuerdo a información de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), existe evidencia suficiente de que el humo de tabaco que llega a los adultos causa enfermedad arterial coronaria y cáncer de pulmón.

Asimismo, en niños provoca enfermedad del oído medio, síntomas respiratorios (tos, flema, falta de aliento), deterioro de la función pulmonar, síndrome de muerte súbita del lactante, enfermedad respiratoria baja (incluidas infecciones) y bajo peso al nacer.

El humo que se libera al ambiente por las inhalaciones de la persona fumadora contiene mayores concentraciones de algunas sustancias (2.5 veces más monóxido de carbono, 52 veces más dimetilnitrosamina y 73 veces más amoníaco que la corriente principal).

De la misma manera, el humo del cigarrillo contiene 4 mil sustancias químicas, cuya mayoría son altamente tóxicas para el ser humano y más de 40 de ellas han demostrado ser cancerígenas.

En cuanto al daño causado por el humo de segunda mano, las estadísticas refieren que cerca de 600 mil muertes ocurren en el mundo en personas no fumadoras que estén expuestas al humo de tabaco.

La Secretaría de Salud reitera que en los Centros de Atención Primaria de Adicciones (UNEME-CAPA) de Colima, Tecomán y Manzanillo se ofrece intervención multidisciplinaria para dejar de fumar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *