El Tricolor siembra incertidumbre

(Agencias)

México dejó muchas dudas al empatar 0-0 ante Gales en un amistoso disputado en el Rose Bowl de Pasadena, California, marcado por las rotaciones del técnico Juan Carlos Osorio, que aún debe definir la lista de jugadores que estará en Rusia 2018.

El Tri dominó la pelota y tuvo las mejores ocasiones del partido, pero se mostró carente de ideas en tres cuartos de campo.

Delante de 82 mil 345 personas, en un Rose Bowl teñido de verde, México decepcionó.

Osorio dio la oportunidad desde el comienzo a hombres como Edson Álvarez, Oswaldo Alanís, Jesús Molina y Erick Gutiérrez.

Arriba, Chicharito Hernández, aparecía escoltado en las alas por Javier Aquino y Tecatito Corona, el hombre más activo del Tricolor en la primera mitad.

México dejó dudas porque careció de ideas. Sólo el capitán Héctor Herrera iluminó a una escuadra llena de sombras con sus cambios de juego y sus pases entre líneas.

Gales aguardaba rezagado, esperando el fallo rival.

Tras la reanudación, Osorio retiró a Alanís y Molina y dio entrada a Carlos Salcedo y Jürgen Damm. México creció. Herrera, a los 55’, y Oribe Peralta, a continuación, tuvieron ocasiones.

Giovani dos Santos también pudo desnivelar la balanza a los 84’. pero el arquero galés volvió a desbaratar las ilusiones mexicanas.

El Tri se lanzó por la victoria y encerró a los europeos, pero el marcador no se movió.

En una pancarta se leía: “Listos para Rusia”, pero México demostró que aún tiene trabajo por delante si quiere superar la maldición del quinto partido. El de ayer fue un ensayo sin alma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *