LOS APUNTES DE HOY

Por José Rodríguez Negrete

¿ERRORES DE LA SCT?

No sabemos de quién diablos son los errores, pero la verdad no sólo tienen indignados a los choferes de los miles de tráileres que circulan por la autopista Guadalajara-Manzanillo, especialmente en el tramo de “La Salada”, sino que también a los miles de automovilistas que tenemos la oportunidad de movernos de Colima a Tecomán, porque a uno de los genios de la SCT se le ocurrió la brillante idea de colocar reductores de velocidad en plena pendiente, lo que ha ocasionado graves conatos de accidente, especialmente porque no hay señalamientos.
La magnífica obra se construyó sin decir agua va, hace un par de meses, y desde entonces se han estado suscitando los conatos de accidentes, afortunadamente no se ha registrado ningún accidente, pero las condiciones están dadas, por eso, precisamente porque no hay señalamiento y cuando menos lo esperas te topas conque el vehículos de adelante disminuyó su velocidad apresuradamente y casi no le alcanza el espacio para bajarle también y se han visto como muchos camiones tienen que resecar los frenos para evitar encimársele al automóvil que sin saber que está pasando todos los vehículos de adelante disminuyeron la velocidad, cuando ya vas lento te das cuenta de que colocaron vibradores o eso que le llaman reductores de velocidad, que sin señalamiento son un verdadero peligro.
Todavía no sabemos quién fue el de la brillante idea de colocar esos reductores de velocidad, porque hay quién asegura que fueron órdenes de la SCT, pero también existen otras lenguas bífidas que aseguran que fue una decisión de los elementos de la Policía Federal en su intento desesperado de parar las críticas de que todo les sale mal y que no pueden controlar la velocidad de los camioneros y consiguiente los accidentes; que acordaron construir esas trampas que ahora son un verdadero peligro para todos, no solo para los camioneros o traileros, sino también para todo mundo y los colimenses están muy indignados.
Los comentarios son acertados en algunos casos a favor de los Policías Federales de Caminos, porque se dice que son tan prepotentes, que hay quien asegura que ellos dicen que “en las carreteras ellos mandan y si lo creo”, porque a la altura del crucero de Tecomán colocaron un centro de verificación de camiones, que fue lo mejor que pudieron haber hecho, para evitar las fallas de los camiones.
Pero lo malo fue que construyeron a unos pasos de este centro, unas oficinas de la mencionada Policía Federal a la orilla de la carretera, sin respetar el derecho de vía, a escasos 30 centímetros de la cinta asfáltica, pero como lo construyeron ellos, nadie dice nada, ni siquiera las propias autoridades de la SCT que seguro fueron los que aprobaron el adefesio.
Bueno, y aquí es donde todo mundo se pregunta si así fueron de buenos para construir esas oficinas sin respetar el derecho de vía, pues así fueron capaces de colocar esos reductores de velocidad, sin la aprobación técnica, que se han convertido en verdaderas trampas altamente peligrosas.
Nadie se puede imaginar que estén sucediendo estas cosas que en lugar de ayudar en la solución del problema de los asesinos traileros, estos estén colaborando en la colocación de peligrosas trampas, no sólo para los traileros, sino también para los automovilistas locales y turistas que tienen la desgracia de pasar por aquí.
Les recomiendo que tengan mucha precaución en el tramo de La Salada, cuando menos lo esperen se van a dar cuenta de lo que hablo. Puede ser fatal. Soida…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *