Trump reactiva ataques; Peña guarda silencio

(Agencias)

WASHINGTON.- El presidente Donald Trump retomó su discurso de rechazo a la migración y afinó su puntería hacia México al afirmar que lo único que hace el Gobierno mexicano por Estados Unidos es “quitarle dinero y venderle drogas”, al tiempo que permite que los indocumentados atraviesen hacia el Norte, en unas declaraciones que no hicieron eco en Los Pinos.

“México no hace nada por nosotros, solo toman nuestro dinero y nos venden drogas”, sentenció Trump durante una reunión con su gabinete. “Francamente, alientan a la gente a que vaya por México y hacia Estados Unidos, porque son narcotraficantes, traficantes de personas, coyotes… nos están llegando verdaderas joyas”, aseguró sin ofrecer evidencia para apoyar sus declaraciones.

El presidente insistió en que el Gobierno mexicano “podría resolver este problema en dos minutos, (pero) no lo hacen, hablan mucho, pero no lo hacen. Tienen las más fuertes leyes migratorias, podrían hacer lo que quisieran, podrían mantener a la gente fuera de México”.

“Estoy siendo muy duro con el TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) porque es un acuerdo terrible para Estados Unidos. México está ganando 100 mil millones de dólares al año. Y una de las razones por las que estoy siendo duro es porque no hacen nada por nosotros en la frontera”, aseguró.

El mandatario, quien insistió en que la crisis humanitaria provocada por la orden de su Gobierno de separar niños de familias de migrantes en la frontera es culpa de otros, sugirió que México tiene responsabilidad.

Y a pesar de los comentarios de Trump, el Presidente Enrique Peña Nieto no hizo declaraciones al respecto durante su visita a Guadalajara, donde se esperaba que contestara al mensaje de su homólogo.

La Presidencia de la República se limitó a informar que México jamás estará de acuerdo en que se separen a los niños de sus padres y seguirá siendo una nación abierta a quienes buscan “cobijo y protección”.

Sin embargo, los comentarios del titular del Ejecutivo estadounidense sí tuvieron reacción en la Entidad, en el evento México Potencia Exportadora, Encuentro 2018, donde el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, lo calificó como tirano por encabezar un Gobierno con políticas migratorias de terror que no tiene cabida en la comunidad internacional.

 

CRECE LA CONFUSIÓN SOBRE ORDEN PARA FRENAR SEPARACIÓN DE FAMILIAS

Un día después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, emitiera una orden ejecutiva para detener la separación de familias migrantes, persiste la confusión de cómo se llevará a la práctica esta directriz.

La separación de familias migrantes se dio como consecuencia de la política de “tolerancia cero” que ordena procesar judicialmente a todo adulto que cruce la frontera de manera ilegal y que provocó que desde abril pasado más de dos mil 300 niños fueran separados de sus padres.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos insistió en que no ha habido cambios en la política de “cero tolerancia”, al desmentir un informe de que los padres que intenten cruzar ilegalmente la frontera con niños ya no serían enjuiciados penalmente.

“No ha habido cambios en la política de cero tolerancia para enjuiciar a los adultos que cruzan la frontera ilegalmente en lugar de solicitar asilo en cualquier puerto de entrada”, apuntó la vocera del Departamento de Justicia de la Unión Americana, Sarah Isgur Flores.

Sin embargo, el periódico The Washington Post reportó en su sitio de internet que la Patrulla Fronteriza ya no remitirá a los padres migrantes que cruzan la frontera de manera ilegal a los juzgados federales para enfrentar cargos criminales, citando a un alto funcionario de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de ese país.

“Estamos suspendiendo los enjuiciamientos de adultos que son miembros de unidades familiares hasta que ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas) pueda acelerar la capacidad de recursos para permitirnos mantener la custodia”, dijo el funcionario, quien habló con el diario bajo la condición del anonimato.

El funcionario aseguró a The Washington Post que el ICE carece de capacidad para aumentar el número de familias que mantiene detenidas, por lo que muchos padres e hijos migrantes probablemente serán liberados mientras esperan sus audiencias judiciales.

Aunado a la confusión, el abogado Efren Olivares, director de justicia económica del Proyecto de Derechos Civiles de Texas, quien ha registrado diariamente en McAllen, Texas, los casos de separación de familias, reportó que los fiscales federales retiraron los cargos contra 17 inmigrantes adultos que cruzaron la frontera con niños.

Olivares declaró afuera de la corte federal en McAllen que se suponía que los 17 inmigrantes serían sentenciados por haber ingresado en forma ilegal a territorio estadunidense.

El abogado consideró que probablemente los inmigrantes serán puestos bajo detención, aunque desconocía si serían reunidos con sus hijos mientras permanezcan arrestados o si serían liberados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *