Paso a la reflexión

Las elecciones más prolongadas y costosas de la historia de México concluyeron ayer con los actos de cierre de campaña y se abrirá una pausa de cuatro días para que millones de mexicanas y mexicanos reflexionen por quién votará en el ya cercanísimo e inminente 1 julio.

A partir de la finalización formal de las campañas electorales, los más de 89 millones de ciudadanos de la lista de votantes tendrán este tiempo de reflexión antes de elegir a más de 3 mil 400 cargos públicos, además del presidente de la República, que es la joya de la corona.

Este domingo venidero, con la instalación de cerca de 156 mil mesas receptoras de votos, se elegirá al presidente de México, se renovará la totalidad del Congreso de la Unión (Cámaras de Diputados y de Senadores) y se celebrarán comicios locales en 30 de los 32 estados del país.

Las campañas han estado marcadas por el elevado costo del proceso electoral, tres debates presidenciales sui  géneris, la guerra sucia, el asesinato de abanderados a cargos de elección popular en las entidades federativas a manos presuntamente de la delincuencia organizada y el inicio del mundial de futbol en Rusia, entre otras vicisitudes.

Se renovarán este domingo entrante los gobiernos de nueve entidades, se elegirán diputados locales en 27 estados y 1.597 alcaldías, aunque lógicamente la atención se centrará en la de presidente de México para  el periodo 2018-2024, cuyas autoridades electorales, dicho sea de paso, darán a conocer la misma noche del domingo resultados preliminares.

Los sondeos de intención de voto apuntan a una cerrada batalla en donde todo puede ocurrir, la moneda está en el aire en esta singular democracia que se practica en México.

Las y los mexicanos en edad de sufragar y que aparezcan en la lista nominal y el padrón electoral deben, por tanto, dar paso a la reflexión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *