Croacia sufre de más pero avanza a cuartos de final

(Agencias)

La selección de Croacia avanzó a los cuartos de final de la Copa Mundial de Rusia 2018, al vencer 3-2 a Dinamarca en dramática serie de penaltis, en su duelo de octavos de final disputado en el estadio Nizhny Novgorod.

Los anotadores por el cuadro croata fueron Andrej Kramaric, Luka Modric e Ivan Rakitic, mientras que por el ‘11’ danés, marcaron Simon Kjaer y Michael Krohn- Dehli (S). Ambos cuadros mantuvieron el empate 1-1 en tiempo regular y el extra.

Luka Modric tuvo para darle el pase a su escuadra en el minuto 116 en el cobro de un penalti, pero el arquero danés Kasper Schmeichel adivinó el disparo y detuvo. Ahora, se verán las caras ante el anfitrión Rusia en cuartos de final.

En encuentro netamente de equipos europeos, las emociones en las porterías no se hicieron esperar y apenas al minuto de juego, el cuadro danés puso las cosas 1-0 para preocupar a su rival que llegó como favorito a este cotejo.

La anotación corrió a cargo de Mathias Jorgensen, quien remató en el área chica un buen servicio y no le dio tiempo al arquero Daniel Subasic de reaccionar y solamente vio de manera angustiante cómo el balón entraba a su portería para el 1-0.

El gusto de irse al frente le duró muy poco al ‘11’ danés que se vio alcanzado en la pizarra 1-1 a los cuatro minutos de juego con el tanto de Mario Mandzukic, quien estuvo atento para conectar y vencer a Kasper Schmeichel para el 1-1.

Las acciones se sucedieron sobre ambas porterías con ocasiones de anotar para los dos equipos y aunque por momentos Dinamarca se vio superada en cuanto al dominio de balón y de terreno, inquietó el marco croata muy seriamente.

El encuentro bajó un poco la intensidad inicial, pero el ‘11’ croata buscó la forma de llegar al marco adversario con los cambios de juego, mientras los daneses esperaron un descuido para tratar de dañar en la contra.

Aunque ninguno de los dos conjuntos deseaba irse al alargue, lo cierto es que la confrontación se cerró y el medio campo no fue para nadie, de ahí que las acciones ante las porterías comenzaran a bajar en intensidad.

Al cierre del tiempo regular croatas y daneses tuvieron para llevarse el triunfo, pero la fatiga le impidió a Ivan Rakitic y Martin Braithwaite para ponerle dirección y potencia a sus remates por lo que la opción para ambos se diluyó y se fueron a la prórroga.

Croacia comenzó a perder aire y eso llevó a Dinamarca a hacerse de la pelota y generar peligro sobre el marco de Subasic que comenzó a gritar a sus defensas y volantes por las facilidades que estaban dando al rival.

Los dirigidos por Zlatko Dalic sacaron fuerzas de flaqueza y empujaron hacia el frente pero se toparon con la figura del arquero danés Kasper Schmeichel, quien estuvo atento a lo que le mandó el rival, al final del primer tiempo extra.

En los minutos finales del segundo tiempo extra, Ante Rebic recibió falta en el área por parte de Mathias Jorgensen y Luka Modric cobró, pero el arquero danés adivinó y le dio vida a su escuadra en el minuto 116. Todo se definiría en los penaltis.

El encuentro se disputó de manera leal y el árbitro argentino Néstor Pitana solamente amonestó a Mathias Jorgensen por provocar la falta del penalti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *