Baja incidencia

De acuerdo al último reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en el mes de mayo Colima dejó de ser primer lugar nacional en homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes, y en el apartado de números absolutos, ocupó el lugar 22 en la incidencia de este delito.

En un análisis comparativo entre las entidades del país, Colima se mantiene como un estado de baja incidencia en delitos como el secuestro, donde el corte del mes de mayo lo reporta en ceros, y en el tema de violaciones registró sólo dos carpetas de investigación que lo colocan en último lugar tanto en número absolutos como en la tasa por cada 100 mil habitantes.

Lo mismo ocurre en los indicativos del delito de extorsión, donde Colima sigue siendo una de las entidades con menor incidencia al registrar en ese mismo mes cuatro casos en la estadística nacional, y el Estado de México con la ocurrencia de 92 extorsiones se coloca como primer lugar nacional en este ilícito.

Es importante contextualizar que la incidencia delictiva se refiere a la presunta ocurrencia de delitos registrados en averiguaciones previas iniciadas o carpetas de investigación, reportadas por las Procuradurías de Justicia y Fiscalías Generales de las entidades federativas en el caso del fuero común y por la Procuraduría General de la República en el fuero federal.

Mientras que en algunos estados va a la alza la incidencia, en Colima sucede en sentido inverso. En la geografía nacional, el flagelo de la violencia se mantiene en virtud a factores de lucha que los grupos de delincuencia organizada mantienen entre sí y contra el Estado por controlar los territorios locales.

Aunado lo anterior, también incide en un momento dado la falta de pericia, capacidades, equipamiento y coordinación de las autoridades, aunado la crisis económica que, dicho sea de paso, funge como caldo de cultivo.

Hay que recordar que no sólo a las autoridades les concierne que prevalezcan estos números, estos resultados positivos, que se mantenga baja la incidencia delictiva, sino también juegan un rol estratégico la sociedad civil, los distintos sectores, de ahí que se requiere de la disposición e interés genuino de todos  en coadyuvar para mejorar en el rubro de seguridad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *