Vereda Anónima

Todos por nuestro idioma español

  • ¿Cómo es correcto decir: gente o gentes?

“Gente” proviene del vocablo latín “gens”, que significa clan o familia, y la definición principal que da el “Diccionario de la Real Academia Española” (DRAE) de esta palabra es “pluralidad de personas”. El DRAE señala que esta voz también puede aplicarse a “cada una de las clases que pueden distinguirse en la sociedad”, por ejemplo: gente del pueblo o gente rica.

Cuando nos referimos a un grupo de individuos, el sinónimo correcto es “gente”, ya que es una “pluralidad de personas”. Por ejemplo, si estamos hablando a un grupo de personas, nos estamos dirigiendo a la gente que está frente a nosotros, en este caso, la expresión “gentes” es incorrecta. Debido a que “gente” no define una cantidad específica de personas, es apropiado decir “mucha gente” o “poca gente”.

También puede darse el caso de que haya varios grupos sociales congregados, por ejemplo, en una asamblea. En esta situación, dado que existen grupos con características similares dentro del grupo en su conjunto, al conglomerado se le puede llamar “gentes”. Pongamos el caso de una ceremonia de inicio de los juegos olímpicos, en donde en el estadio hay varias delegaciones formadas por personas de un mismo país. A cada delegación le llamaríamos, por ejemplo, “gente de Colombia”, “gente de la República Checa”, “gente de Rusia”, mientras que si nos referimos al conjunto de las delegaciones representadas, hablamos de las “gentes” ahí reunidas.

 

  • ¿Cómo se dice: veniste o viniste, venimos o vinimos?

“Viniste” es la conjugación en la segunda persona del singular del tiempo pasado del verbo venir, por lo que lo correcto es decir: “viniste ayer”. “Veniste” es un uso incorrecto del verbo “venir”.

“Venimos” es la conjugación en la primera persona del plural del verbo “venir” en el presente del indicativo, mientras que “vinimos” es la forma del mismo verbo, pero en el pretérito. En este caso, si la acción se efectúa en tiempo presente, es correcto decir: “venimos a saludarte”. Si es en tiempo pasado, podemos decir: “ayer vinimos a saludarte”.

 

  • ¿Es correcto decir “oístes”, “dejastes”, “corristes”, es decir, ponerle “s” al final a los verbos “oíste”, “dejaste”, “corriste”?

La respuesta en este caso es sencilla y contundente: la segunda persona del singular del pretérito del indicativo termina en “e”: tú viste, tú dijiste, tú callaste. Es incorrecto añadir una “s” al final, así que debemos evitar decir: “oístes”, “dejastes”, “corristes”, etc.

 

  • ¿Cuándo usar “allí” y cuándo “ahí”?

“Allí” debe usarse cuando se precisa un lugar determinado, y “ahí” puede emplearse en forma indeterminada. Si sabemos la ubicación exacta de lo que estamos señalando, diremos: “está allí”. Si su ubicación no está bien definida, diremos: “está por ahí”.

 

  • Muy comúnmente leemos o escuchamos la expresión “aplican restricciones”; ¿es correcta?

La Academia Mexicana de la Lengua nos dice que las expresiones “no aplica” y “aplican restricciones” resultan de un giro inglés, incorrecto en español. Debe decirse: “no se aplica”, “no es válido” y “se aplican restricciones”.

 

  • En la expresión “tienen tanto trabajo que no se dan abasto”, ¿se podría escribir “a basto”?

“Abasto” se escribe siempre en una palabra. Después de la quinta acepción que da el DRAE de este vocablo, incluye la frase: “dar abasto”: Dar o ser bastante, bastar, proveer suficientemente.

 

  • ¿Cuándo se debe utilizar “haz” y cuándo “has”?

Según el DRAE, el vocablo “haz” tiene varios significados, dependiendo de su raíz latina:

Cuando “haz” proviene de “fascis”, tiene las siguientes acepciones:

  1. Porción atada de mieses, lino, hierbas, leña u otras cosas semejantes.
  2. Conjunto de partículas o rayos luminosos de un mismo origen, que se propagan sin dispersión.
  3. Conjunto de rectas que pasan por un punto, o de planos que concurren en una misma recta.
  4. Fasces de cónsul romano.

Cuando “haz” se deriva de “acie”, significa lo siguiente:

  1. Tropa ordenada o formada en trozos o divisiones.
  2. Tropa formada en filas.

Si “haz” proviene de la voz latina “facie”, entonces tiene los siguientes significados:

  1. Cara o rostro.
  2. Cara de una tela o de otras cosas, que normalmente se caracteriza por su mayor perfección, acabado, regularidad u otras cualidades que la hacen más estimable a la vista y al tacto.
  3. Cara superior de la hoja, normalmente más brillante y lisa, y con nervadura menos patente que en la cara inferior o envés.
  4. Fachada de un edificio.

“Haz” es también el imperativo del verbo “hacer” en la segunda persona del singular, por ejemplo: “Haz tu tarea a tiempo”.

La palabra “has” es la segunda del presente de indicativo del verbo haber, por ejemplo: “¿Has estado muy ocupada últimamente?”.

 

*Facebook: Correctora de Estilo Isla de Margarita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *