Sin controvertir triunfo

El Tribunal Electoral del Estado (TEE) en pleno desechó el recurso de impugnación promovido por el ex candidato panista a la alcaldía capitalina, Héctor Insúa García, contra el triunfo del emecista Leoncio Alfonso Morán Sánchez en la elección del Ayuntamiento de Colima.

En el marco de una sesión de carácter extraordinaria, los magistrados numerarios del TEE consideraron que Germán Sánchez Nava, comisionado del PAN ante el Consejo Municipal del Instituto Electoral del Estado (IEE), no comprobó su personalidad jurídica para promover el juicio en comento.

Por tanto, se desechó el juicio de inconformidad promovido por el Partido Acción Nacional para controvertir la elección del H. Ayuntamiento de Colima, craso error que o no previeron los que integraron el recurso, lo soslayaron o, lo que es peor, desconocieron el procedimiento, que de suyo sería preocupante.

Es decir, los magistrados numerarios del TEE ni siquiera entraron al fondo del asunto por una cuestión básica: la falta de personería del promovente, pues Sánchez Nava, de acuerdo a lo declarado sobre el vértice por el presidente del máximo órgano jurisdiccional en el estado, Guillermo Navarrete Zamora, se ostentaba como comisionado propietario de Acción Nacional ante el Consejo Municipal Electoral de Colima, sin acreditarlo.

En tal virtud, Movimiento Ciudadano, como tercero interesado, ni tardo ni perezoso y conociendo la materia electoral y las etapas procedimentales, promovió su defensa para validar el triunfo de su candidato a la alcaldía capitalina, Leoncio Morán Sánchez.

Así que se le acabó el tiempo -o está por fenecer- para controvertir al respecto, y no podrá recurrir al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación porque primero tiene que acreditar en primer instancia la personalidad jurídica, so pretexto de seguir el mismo derrotero el juicio de inconformidad que se promueva.

Lo más probable es que Héctor Insúa ya no insista al respecto y reconozca de una vez por todas que en política se gana y se pierde, pero sobre todo que respete la voluntad ciudadana traducida en las urnas el pasado 1 de julio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *