Desde la ola verde.

  1. Berenice Fajardo Cuéllar

En esta ocasión les comparto, lo que siente o sintió una de mis amigas, quien es una fémina tapatía, de profesión periodista,  trabajadora, incansable, inteligente y con una visión de trabajo que logra superar el próximo con el que ya realizó, y cabe mencionar que es una mujer con muchos sueños que los convierte, como si tuviera la lámpara de Aladino y el genio, le concediera hacer realidad, cada sueño en una meta a lograr, innovando, aportando para enriquecer no sólo su trabajo, sino, que logra que el radioescucha pueda no sólo oír sino crear en su imaginación, imágenes de lo que Mariana Navarro relata cuando, realiza el programa “Tras las Huellas del Sabueso”, donde con léxico juvenil con toque femenino y con estilo muy bien definido, descubre y muestra a quien la escucha, escenas interesantes de pueblos, comunidades o lugares turísticos.

Motivo por el cual fue objeto de diversos premios y reconocimientos por su labor ardua e impecable, por lo que plasmó un mensaje con sentimiento de la mujer, no de la trabajadora, así que con mucho gusto, comparto con ustedes, estimados lectores, el sentir de una mujer, lo cual me es grato poner su mensaje en sus manos:

“Me preguntan ¿qué siento al ganar el Premio Nacional de Periodismo y ser reconocida como una de las mejores periodistas  culturales y turísticas en mi país? Pues emociones sobran y aunque muchas parezcan obvias (como felicidad y orgullo), te cuento que cuando me avisaron del premio un par de meses antes, sentí muchas  emociones encontradas, algunas sobre todo que me hacen tener mayor responsabilidad ante mi trabajo y seguir esforzándome y entregando corazón mente y alma a lo que tanto amo realizar.

Para mi es el tercer premio de estas características, hace dos años recibí el Reconocimiento del Foro Nacional de Periodistas capitulo Jalisco por mis 25 años en los medios de comunicación, luego vino el Premio Internacional Gaviota que otorga la Academia  de Premios Latinos ACRAPELA, que se otorga a los destacados miembros  de comunidades latinas por el trabajo que sobrealimente en los medios de comunicación,

Y bueno, cuando me lo otorgaron por mi trabajo en el programa   Radiofónico y revista, turístico, Tras las Huellas del Sabueso, sentí una emoción inconmensurable , literal me quedé muda cuando el Comité Internacional me seleccionó, en verdad no lo podía creer ¡no lo podía creer¡

Y ahora ¿lograr el Premio Nacional  de Periodismo por mi trabajo en las  áreas culturales y turísticas? pues me emociona hasta las lágrimas, así que muy contenta porque la Asociación Nacional de Periodistas de Prensa Radio y televisión  A.C. ANPPRYT,

pensara en mi trabajo como merecedora del galardón.

Esto supone, además, un reconocimiento muy importante.

Este reconocimiento es muy bueno para las mujeres, para las periodistas  que vienen, para las mujeres que se esfuerzan , muy bueno para las periodistas de hoy , para todas las que trabajamos, somos mamás y tratamos de hacer algo más con nuestro trabajo, ir más allá de lo que se te pide, trabajar largas horas de investigación , saber que a veces no se duerme o en otras  cuesta abrirse brecha, sobre todo en el mundo del periodismo, porque es un mundo que tiene más testosteronas que estrógenos, y el saber que en un mundo mayoritariamente de hombres, saber que le abren un espacio al trabajo de una mujer, pues si me emociona, pero también me hace saber que con esto te ponen una gran responsabilidad, porque te pone aún más en el ojo público, y te vuelves aún más figura pública , y te vuelven líder de opinión en tu área y te hace esforzarte y darte no cien , sino mil veces al otro, porque creo que dando es como se recibe,

Y estos premios te enseñan que tienes que ser humilde y agradecida, con aquellos que te ayudaron a lograrlo, porque uno debe reconocerse que es el resultado del esfuerzo de muchas personas, en mi caso el impulso de mi hija que es mi guerrera, mi inspiración, mi hija Jessica Mariana, mi equipo maravilloso de trabajo porque somos treinta personas que hacemos los programas culturales, Vibrante y el turístico Tras las Huellas del Sabueso y el saber que radiodifusoras confían en mi y creen en mis locuras, y el saber que tu trabajo es el fruto del amor, de hombres tan maravillosos como Jorge Bastar que me salvó la vida cuando enfermé y fue el único que junto a mi madre estuvieron ahí cuando precisamente hace tres años sufrí un accidente  automovilístico que me dejó casi muerta y me dejó en silla de ruedas, pero yo siempre confié en segundas oportunidades y me prometí a mi misma luchar por mis ideales si se me daba una segunda oportunidad, y mira ¡Dios es tan grande! que me la dio y aquí estoy agradeciendo a Dios a la vida por ser periodista, comunicóloga, pero sobre todo por volver a caminar y seguir caminando en la vida haciendo bien.

Pero sobre todo quiero decirles a las mujeres y a todos que luchen , que no se desaminen, porque todos podemos lograr cualquier anhelo, si nos lo proponemos, que México puede salir adelante si cada mexicano se propone hacer bien las cosas y dar lo mejor.

Esto es lo que siento y esto es lo que hago y esto es lo que soy.

Muchas gracias por compartir mi sentir.”

Hasta pronto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *