Desde la ola verde

  1. Berenice Fajardo Cuéllar

 

Reza una frase: según es el sapo es la pedrada.

He visto por estos días a mujeres en tacones altos qué varían desde el número 6 al 12,  en eventos de graduaciones y no había observado algo que me ha llamado la atención, el hecho que personas obesas calzando zapatos, zapatillas o sandalias, aquí el nombre es lo que menos importa en estos casos sino el hecho que personas con mucho peso, caminen en tacones de aguja.

Recordé que hace unos dos meses, en un programa en TV por cable, tres  ortopedistas españoles sugirieron entre toda la verborrea que se escuchó durante en una hora.

Cabe señalar que sus nombres no los recuerdo, no eran tan guapos de lo contrario ya se los hubiera escrito unas líneas arriba, (dijera Chonita: “nada más las mujeres ven a un hombre con las 3 “B” (Bueno como mango, Bajado del cielo y Bonito) y hasta nangas se vuelven”), pero sí recuerdo con detalle, todo lo que hablaron durante el programa y las  imágenes con que ilustraron sus exposiciones.

Coincidieron que independientemente el peso que tenga cualquier persona, deben usar SIEMPRE calzado con tacón máximo de 6 centímetros de altura.

No deben subirse para caminar y menos para bailar, con zapatos de tacón arriba del número 6, porque empezarían con problemas en la columna vertebral como hernias de disco, porque es la combinación peligrosa, tacón alto y peso;  hace que la columna vertebral se transforme,  para tratar de mantener el equilibrio, además los huesos la tibia y el peroné hacen lo propio,  para mantener el equilibrio del cuerpo y no caiga de hacia adelante.

Creo que todos, en alguna ocasión hemos visto a  mujeres de cualquier edad y  peso, arriba de cualquier grosor de tacón y medida, no se desmiente que se vean muy  elegantes y más altura, pero, se la viven atentando contra su columna vertebral y sus rodillas, porque éstos harán lo imposible por mantener el equilibrio todo el tiempo.

“Ponemos un ejemplo, si una persona de 80 kilos calza zapatillas con tacón del número 10 o 12,  deposita en un muy delgada base del tacón de la zapatilla su peso, y al dar un paso imagínense la dimensión del peso que ponen en alrededor de centímetro y medio de la base del tacón. Están bajo un constante trabajo la columna vertebral y huesos de las piernas, para lograr el equilibrio.

Otro problema que ven los ortopedistas es que mujeres y hombres en edad madura, se les deforman los dedos de los pies, ya que durante su vida calzaron modelos muy bonitos pero muy angostos, terminando en punta en el dedo gordo, por lo por lo cual insanamente ponen los dedos en poco espacio, lo que hace con el paso de los días y los años que los dedos se deformen, al grado que hay mujeres y hombres que son atendidos, porque un dedo está encima del otro.

los ortopedistas sugieren que calcen hombres y mujeres zapatos de forma redonda en el área de los dedos, que sean en la forma natural de esos dedos no sufran malformaciones futuras y dolorosas no sólo en sus pues sino en la columna vertebral y rodillas.

Hasta pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *