Seguir alertas

Las  medidas de prevención relacionadas con la ocurrencia de fenómenos naturales tienen como objetivo disminuir su impacto negativo, sobre todo en la pérdida de vidas humanas y los daños a las actividades económicas.

Para poder disponer de un sistema eficiente de prevención contra daños causados por fenómenos naturales, es necesario crear, tanto autoridades como población, la conciencia de la necesidad de un sistema de predicción y previsión. Más vale “pecar de exagerados que de confiados”, axioma que aplicaría más que el “más vale prevenir que lamentar”. Para ello, es  imprescindible desarrollar estrategias mediatas y concretas.

Se expone lo anterior en razón de que las autoridades de Protección Civil, encabezadas por Ricardo Urzúa, coordinaron acciones para lograr resultados positivos,  dado que el huracán “John”, de categoría 1, no ha causado afectaciones severas -por ahora- a su paso por las costas del estado, ni la integración gradual de “Ileana” dentro de las bandas nubosas de aquél. No obstante, Colima se mantiene alerta por las lluvias que se pronostican, así como el  fortalecimiento del ciclón.

Fue a tal grado la laxitud -hasta el momento, valga la reiteración- del huracán que, la víspera, según el director operativo de la UEPC, Ricardo Urzúa, fueron menores los daños ocasionados en la entidad tras el paso del huracán “John” y la tormenta “Ileana”.

Por fortuna, de acuerdo a la versión de PC, no se reportaron personas lesionadas ni  tampoco fue necesario habilitar refugios temporales, debido que en el recuento de los daños sólo figura una enramada en la playa El Paraíso, en Armería, y la caída de 13 árboles en los municipios costeros.

También, dos automóviles dañados por la tormenta y el arrastre de material pétreo en algunas vialidades.

Los trabajos de apoyo a la población se han efectuado en unidad y sinergia, y en la misma proporción se requiere que lo emulen las y los colimenses para que el recuento de los daños no sea fatalista. Así que no queda otra más que seguir alertas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *