Caldero Político

Descentralización administrativa,

cambio en el sistema político de México

Juan Ángel Magaña

 

Hablar de descentralización administrativa sin duda es referirnos al aglomerado sistémico que tiene nuestro país en las instituciones jurídico políticas y un autor que explica este elemento de la administración pública es Max Weber. Weber, sociólogo y Politólogo  alemán del siglo XIX y principios del siglo XX, ejerció una gran influencia, a veces no reconocida, no solo en la sociología burguesa contemporánea, sino en la concepción de los principios de la administración pública y de dirección, y en los autores reconocidos más importantes.

Dirigido contra la teoría marxista de las formaciones económico  sociales,  basándose en las construcciones mentales del “tipo ideal” que no refleja la realidad. El término burocracia al interior de una institución pública gubernamental describe el determinado tipo de organización social y las relaciones sociales que supone, en el cual el aspecto jerárquico administrativo a gran escala predomina. Este pensamiento, su interpretación e implantación en la práctica desde finales del siglo XIX ha tenido y tiene aún en pleno siglo XXI una influencia e importancia trascendental dentro de todo ente gubernamental.

Max Weber,  consideró que una forma de organización social, política y económica viable, es la descentralización administrativa que a su juicio constituye un instrumento fundamental del progreso social en el mundo occidental. Para este autor es un ejemplo supremo de racionalidad en las relaciones sociales de trabajo, en la forma que la burocracia puede resultar ser eficaz en la prestación de servicios gubernamentales. Las principales características de la organización burocrática de Weber tuvieron una influencia en los trabajos de Fayol, H. y en sus principios, y de conjunto sentaron las bases para que a partir de la década del siglo XX se pudiera identificar un “movimiento de la dirección científica” (Maynard, H. B 1967), y tres décadas después se reconociera la Dirección como disciplina y profesión (“The Practice of Management”, Drucker, P. 1954). Con ello la organización burocrática se basa es la eficacia de la autoridad disciplinada formalmente. Aunado a que las secciones que componen una organización administrativa, actúan dentro de las respectivas esferas jurisdiccionales que fijan oficialmente su competencia; este tipo de organizaciones en las oficinas de gobierno obedecen al principio de jerarquía y por ello, cada sección de grado inferior permanece bajo el control y la supervisión de la sección que se encuentra en el nivel inmediatamente superior en la escala jerárquica.

Por otro lado, los actos administrativos, las decisiones y cualquier otro tipo de manifestación de voluntad de contenido normativo asumen una forma escrita y como tales deben ser archivados. No se escapa que se subraya la importancia de los aspectos formales y normativos, y desde luego de la autoridad y jerarquía en el principio de la unidad de mando, que queda explícita con Farol. Por ello la descentralización administrativa en la  división del trabajo, es la descentralización de los servicios que ofrece el gobierno a sus gobernados para ejercer un mando eficaz y eficiente y no centralizando estos mismos. Con ello, por años nuestro país ha venido ejerciendo el centralismo político y administrativo de las instituciones jurídico políticas, y con ello analistas y académicos han disertado en foros sobre el “verdadero Federalismo” si es conveniente que nuestro país ejerza un cambio de la centralización hacia la descentralización con el objeto de enarbolar y eficientar la administración pública federal.

Weber estableció que, el Centralismo es pertinaz y sistemático; pero a  la vez estrangula al poder político, económico, social de las estructuras gubernamentales. En la esfera centralista se imponen las órdenes y a veces se planifica a ciegas. Sencillamente dice Max Weber, el mandato es asfixiante en actividades como la agricultura, la pesca, la agroindustria, las actividades petroleras y mineras; en servicios básicos como: el agua potable, el gas doméstico, la luz eléctrica, la salud, la vialidad, desarrollos urbanos. Por ende la actuación de los jerarcas centralizadores tiene con ello consecuencias nefastas porque impide un desarrollo armónico y equilibrado de las regiones.

Nuestro país  es rico en recursos naturales y humanos. Entonces la centralización hace énfasis en las relaciones jerárquicas, es decir, en la cadena de mando. La organización se diseña según la premisa de que el individuo situado en la cúpula pose mayor grado de autoridad y que la autoridad de los demás individuos se halla escalonada hacia abajo, según la posición que ocupen en el organigrama. La cadena jerárquica o cadena de mando está íntimamente relacionada con la unidad de mando institucional. Caso contrario la descentralización, tiende a permitir que los niveles inferiores de la organización analicen en detalle las decisiones de los altos mandos que conforman la administración pública. El principio que rige la descentralización se define como: “a la autoridad de emprender o iniciar una acción debiendo de ser delegada lo más cerca posible del escenario de la acción”. Por consiguiente, el grado de descentralización es mayor cuando: Los niveles inferiores de la jerarquía administrativa toman el mayor número posible de decisiones, así mismo, los niveles más bajos de la jerarquía administrativa toman decisiones muy importantes.

Por consiguiente,  la supervisión sobre la decisión es mucho menor. La descentralización total ocurre cuando no se hace ninguna supervisión o control al tomarse una decisión. La descentralización significa autonomía e independencia relativas a la toma de decisiones cupulares. El nuevo gobierno que encabezara el Presidente electo Andrés Manuel López Obrador, a partir del primero de diciembre dentro de sus propuestas es la descentralización de las instituciones jurídico políticas, con el fin de que este más cerca de los ciudadanos, muchos se han venido confundiendo y se viene satanizando que moverán a la planta laboral sindicalizada y de base de estas instituciones jurídico políticas pero la verdad, es que ello se encuentra aún  en análisis, no es un hecho todavía; pues de lo que se trata en la descentralización administrativa es de ejercer procesos, de llevarle servicios a la población con el fin de que no se trasladen al centro a ejercerlo y llevarlo a cabo  a partir de la simplificación administrativa y mejora regulatoria a través de la tecnología y en aquellos lugares lejanos rurales que no pueda trasladarse la población, llevarles mediante vehiculó móvil el que hagan los procedimientos administrativos consecuentes para que el ciudadano pueda ejercer estos mismos ante el primer nivel de gobierno como es el federal.

Veremos pues la importancia que conlleva el cambio de sistema administrativo centralizador al descentralizador, la propuesta es buena, esperemos que tenga un alcance benéfico para la población, pues si le va bien con ello al Gobierno Federal en estos cambios, le ira bien a la población mexicana es lo que todos deseamos de antemano.

 

Mi correo: jamhcom@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *