Financiamiento

Las elevadas sumas que reciben los partidos políticos para llevar a cabo sus actividades causan enojo. Para evitar la indignación cíclica, es necesario revisar de manera constante la fórmula que sirve para calcular dichos montos.

El financiamiento público se refiere a los fondos o recursos que el Estado o el gobierno otorga a los partidos políticos y/o a los candidatos. Las disposiciones legales normalmente establecen que éstos tengan un acceso equitativo a los citados fondos.

En ocasiones, las reglas relativas a la asignación del financiamiento público no se precisan en la ley, e incluso aunque así sea pueden producirse usos indebidos (reales o percibidos) de los recursos públicos por parte de los partidos o candidatos en el poder.

Lo anterior viene a colación porque, la víspera , para reducir en 50.76% el financiamiento público a los partidos, el Congreso local envió al Congreso de la Unión una iniciativa de reforma a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y a la Ley General de Partidos Políticos.

La iniciativa de reforma constitucional, iniciada por el gobernador Ignacio Peralta Sánchez, propone que el financiamiento público de los partidos políticos se fije anualmente, multiplicando el número total de ciudadanos inscritos en el padrón electoral por el 33 por ciento del valor de la Unidad de Medida y Actualización. Así, tendría una reducción del 50.76 por ciento.

Hay que referir que en el Congreso de la Unión existen alrededor de 15 iniciativas pendientes de análisis que proponen revisar el financiamiento público a los partidos políticos, unas pretenden reducirles asignaciones y otras eliminarlas.

La actual redacción del artículo 41 fracción ll inciso a) de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, dispone que el financiamiento público para los partidos se fijará anualmente multiplicando el número total de ciudadanos inscritos en el padrón electoral por el 65% del valor de la Unidad de Medida y Actualización.

Así que el sistema de financiamiento a los partidos debe adecuarse a la realidad económica y social que impera en el país, y se apareje a  lo que pretende impulsar en su mandato constitucional Andrés Manuel López Obrador: política de austeridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *