LOS APUNTES DE HOY

José Rodríguez Negrete

 

Explotación Infantil

La explotación Infantil en México y muchas otras partes del mundo ha sido una práctica muy común, que ha sido muy mal vista por las autoridades federales, estatales y municipales, porque se supone que la ley de protección a los menores, señala que el niño no debe trabajar, que los padres tienen como obligación el mantenerlos, proporcionarles todos los medios necesarios para desarrollarse y el niño tiene el deber de estudiar para convertirse en una persona de bien.

Sin embargo, las condiciones económicas del país no permiten que estas circunstancia se den y menos que el niño sea atendido como realmente se merece; bueno puede ser que haya algunos, pero estamos viendo que el 60% de los mexicanos no tienen para comer, mucho menos para atender a sus hijos como realmente se merecen.

Los salarios de los mexicanos son muy mal pagados en todos los oficios, excepto en el de funcionario, diputados federales, locales o magistrados, incluyendo los del INE, por lo que la mayoría de los padres de familia se ven en la penosa necesidad de poner a trabajar a sus hijos para poder medio alimentar a la familia.

Bueno estamos hablando de la zona urbana de las ciudades, en donde miles y miles de niños, provenientes de la periferia tiene que hacerla de todo, desde vender dulces, bolear, hacer mandados, hacerla de cargador, lavar carros, franeleros y todo para que  al final del día obtengan unos cuantos pesos que se los entregan a sus padres para medio comer.

En la zona rural, las cosas están paupérrimas, allí los niños tienen que enseñarse a sembrar, bueno en el caso de que haya donde, porque hasta eso parece que está prohibido y donde tiene la oportunidad  de prestar sus servicios, como en el corte de limón, naranja, caña, arándano, chile, etc. por cierto muy mal pagados, ¿Saben ustedes cuanto les pagan a los papas por reja de limón?, si, si, 30 pesos, ahora ¿Cuántas tienes que cortar para que te salga el día, para poder mantener a cinco chiquillos y dos adultos o más. Por ello los papás meten a sus hijos a trabajar en el corte de limón o de caña para poder sacar un poco más y poderse echar su caguama.

Entonces, de donde nos podemos agarrar para poder reclamarle a los padres de familia, de que sus hijos no tienen que trabajar, que tienen que hacer lo que dice la ley, un documento que redactó  un legislador que come muy bien, a sus horas y que no sabe de eso de que sus hijos tiene que trabajar para comerse un taco; además de que el trabajo es una bendición de

Dios, que gracias a eso, muchos de los mexicanos hemos logrado salir adelante, con mucho sacrificio, trabajando y estudiando, ninguno de los que conozco que trabajaron de niños le ha ido mal.

En vez de decir que hay explotación infantil, deberíamos pensar en mejorar los salarios de los mexicanos, para poder mantener en buenas condiciones a los niños, a los menores de edad y que en vez de que trabajen se pongan a estudiar; pero parece que hasta le temen, que los niños se eduquen y que sean buenos profesionistas para alcanzar una mejor calidad de vida… Hay se las dejo, ustedes son los mejores jueces y ustedes saben si lo ponen a trabajar o no. Soida…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *