Diálogo Político

Recreo contra el vicio

 

Por Manuel Sánchez de la Madrid

Se suma a otros atractivos que nuestra ciudad capital ofrece el llamado Paseo Río Colima, que entregó a los colimenses el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, ubicado en el margen derecho del río, viendo hacia el sur, andadores, ciclovía, áreas de descanso y para práctica de diversas disciplinas deportivas.

La obra requirió de una inversión de casi 38 millones de pesos y fue realizada en coordinación con el gobierno municipal.

Desde hace décadas, los gobernantes han destinado inversión y esfuerzo para hacer de nuestra ciudad una urbe con diversas formas de entretenimiento, quizás el monolito de la Piedra Lisa haya sido uno de los primeros, por varias décadas en las márgenes de los ríos, los estanques que se hacían o se acomodaban con piedras, en donde chicos y grandes nadaban y echaban brincos.

Las huertas que se poblaron de enormes árboles, muchos de ellos frutales, plantas de ornato, en donde se construyeron calzadas y glorietas a las que llamaban “tanques”, que fueron el lugar de diversión de miles de niños y adultos.

Fiestas familiares y eventos políticos se hacían en esos parques naturales, recuerdo las Huertas de Álvarez, San Miguel, El Boliche, Del Crucero y otras.

El gobernador Peralta Sánchez se ha preocupado por proporcionar a los colimenses nuevos espacios en dónde reunirse en familia, de ahí que se está trabajando en La Campana, que se proyecta para ser un parque con atractivos no sólo para los lugareños, también para los turistas que nos visiten y que tengan un sitio más de diversión.

Está por inaugurarse en Tecomán el parque metropolitano, que pronto será para los habitantes de esa importante cabecera municipal y para toda la región, el mejor de los espacios para la diversión familiar y práctica del deporte.

Los espacios recreativos, además de convertirse en factor de unidad familiar, apartan a los jóvenes del consumo de drogas y de la vagancia. Estaba haciendo mucha falta en Tecomán un lugar con las instalaciones del parque que está por inaugurarse y entregarse al pueblo.

El Paseo Río de Colima y el zoológico son, de igual forma, lugares que contribuirán a la distracción sana, influirán en el entorno urbano que se ha caracterizado por vecindades en donde los vándalos y las pandillas, además de practicar costumbres y vicios que los envenenan y muchos de ellos acaban en prisión, repercuten en gavillas de barrios contrarios de los cuales algunos son sus rivales y con frecuencia protagonizan encuentros violentos y en otros contaminan a docenas de menores de edad que empiezan consumiendo todo tipo de narcóticos y pronto son revendedores.

Merece el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez un reconocimiento de los colimenses por su interés de construir ese tipo de obras que son elementales para la población, especialmente para evitar que miles de jóvenes acaben sumidos en el consumo de estupefacientes o en la delincuencia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *