Cancelar reforma

Las autoridades del Sistema Educativo Nacional pusieron en marcha este lunes la primera fase del plan y programas de estudio del controvertido Nuevo Modelo Educativo, que es parte dela polémica reforma, aprobada durante el saliente gobierno de Enrique Peña Nieto, que concluye el próximo 1 de diciembre.

La primera fase del nuevo plan escolar será implementada para los tres grados de educación preescolar, los dos primeros años de primaria y el primero de secundaria. Así, cerca de un millón de maestras y maestros han sido capacitados para los nuevos planes de estudios de la reforma, con base en la Estrategia de Formación Académica Continua.

De tal suerte que el  nuevo currículo contempla  la incorporación de asignaturas obligatorias en todo el país en rubros como “Desarrollo Personal y Social”, entre las que se incluyen las llamadas “habilidades socioemocionales”.

Lo anterior en función de porque está en veremos la reforma, aunque de acuerdo a información reciente sobre el punto,  se cancelará la misma, dado que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dijo que se presentarán las iniciativas para el efecto, misma que será sustituida por otra que tomará en consideración el punto de vista de maestros y padres de familia.

De las reformas estructurales que ha puesto en marcha el gobierno de Peña Nieto, la educativa se ha mantenido en la boca de la opinión pública por ser motivo de profunda división y que ha derivado en bloqueos y enfrentamientos en  entidades federativas y que no entra Colima.

El tabasqueño reiteró que presentará las iniciativas para cancelar la reforma y dar a conocer un plan distinto, ajustado a las nuevas circunstancias, pero mientras esto sucede dijo que se acatará lo establecido y se respetará el mandato constitucional del presidente Peña Nieto.

El presidente electo pretende con la reforma mejorar el proceso educativo, ampliar la cobertura y sea genuino el derecho  a la educación, que sea un derecho y no un privilegio.

Ninguna reforma podrá prosperar si no tiene la opinión y la aceptación de los maestros, por lo que López Obrador, si es que quiere que llegue la reforma a buen puerto, deberá convencer y no vencer a los protagonistas: los docentes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *