Compromiso cumplido

Con el propósito de ponderar los resultados que han tenido las políticas públicas dela Federación en la entidad y en la calidad de vida de sus habitantes, así como en el cumplimiento del Plan Estatal de Desarrollo (PED), este viernes se llevó a cabo la VIII Sesión Plenaria de Delegaciones Federales e Instituciones del Gobierno de la República con el gobierno estatal, celebrada en el “Salón Gobernadores”.

Asistieron a dicha plenaria la totalidad de los representantes de las delegaciones federales, integradas en diez gabinetes sectoriales, a saber son los referentes al Desarrollo Agropecuario y Pesquero; Desarrollo Agrario, Urbano y Vivienda; Desarrollo Educativo, Medio Ambiente, Salud, Desarrollo Económico, Desarrollo Social, Infraestructura y Comunicaciones; Gobernabilidad y Desarrollo Laboral.

En este marco, se presentaron ayer las obras, acciones e inversiones realizadas en el estado por el gobierno federal durante el presente sexenio, por el orden de los 64 mil millones de pesos, donde el mandatario Ignacio Peralta Sánchez destacó el trabajo ejecutado, “en función de las metas derivadas del Plan Estatal de Desarrollo”, y a la vez reconoció “la adecuada coordinación entre los órdenes de gobierno que permitieron unificar criterios en beneficio de la sociedad”.

Aparte de responder a las expectativas en este sexenio encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto y que está por fenecer (el 30 de noviembre próximo), se delineó y cumplió con el PED que, dicho sea de paso, conlleva a otorgar los satisfactores y elementos que le permitan a los colimenses mejores niveles de bienestar.

Aunado a lo anterior, se dio cumplimiento a los ocho compromisos de campaña del Ejecutivo federal, que fueron las obras de modernización en caminos de los municipios de Comala, Coquimatlán, Cuauhtémoc e Ixtlahuacán; ampliación de la carretera Pez Vela-Jalipa; ampliación de la autopista Colima-Guadalajara, en el tramo Manzanillo-Colima

Asimismo, obras en los municipios de Armería, Minatitlán y Tecomán; ampliación a 6 carriles de la carretera Colima–Guadalajara, en el tramo Colima-Tonila; el Hospital Maternal Infantil en Villa de Álvarez; el túnel ferroviario en Manzanillo; y el Parque Metropolitano de Tecomán.

Así que los delegados federales, antes de partir de sus responsabilidades para darle la estafeta a otras autoridades de distintas afiliación política, pueden estar tranquilos e irse igual, porque le cumplieron al presidente, a Colima y a México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *