Cambio climático

Este lunes, el rector de la Universidad de Colima, Eduardo Hernández Nava, inauguró los trabajos del Octavo Congreso Nacional de Investigación en Cambio Climático “El futuro empieza hoy”, del que la institución es sede regional Centro Occidente.

El congreso, valga ponderar, tiene dos objetivos: seguir siendo un espacio de difusión, divulgación e interlocución multidisciplinaria para enfrentar el reto actual y futuro del cambio climático en México y América Latina; y hacer una revisión a fondo del nivel de conocimiento que existe en el país y Latinoamérica sobre el tema.

En esta semana, habrá cuatro ponencias plenarias, un panel de discusión, un taller y 74 ponencias en torno a trece de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, con expertos de Colombia, Manzanillo, Veracruz, San Luis Potosí y de la propia Universidad de Colima.

Hay que partir de la base que el cambio climático es un asunto complejo, no tanto porque no pueda entenderse, pues en ese sentido la ciencia ha estado aportando mucho en los últimos años, sino por las implicaciones económicas, políticas, ambientales y de dimensión humana que trae aparejado. De hecho, Naciones Unidas ha definido a éste como “…uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo y supone una presión adicional para nuestras sociedades y el medio ambiente”.

El cambio climático implica desde pautas meteorológicas cambiantes, que amenazan la producción de alimentos, hasta el aumento del nivel del mar, que incrementa el riesgo de inundaciones catastróficas. Sus efectos son de alcance mundial y de una escala sin precedentes, por lo que si no se toman medidas drásticas desde hoy, será más difícil y costoso adaptarse a estos efectos en el futuro, de ahí el nombre del congreso.

El rector de la UdeC, Eduardo Hernández Nava, en el marco de la inauguración, expuso que las universidades son “palanca de desarrollo y punto de apoyo en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, y agregó que “la academia es un factor de primer orden en las decisiones que habrán de tomarse respecto a la manera en que vivimos y lo que se requiere para la sostenibilidad…”

Dijo que como institución educativa, su convicción y compromiso “es buscar la mejora en el aprendizaje de los alumnos de acuerdo a los ODS por medio de la investigación, la docencia y la extensión”, y a la vez destacó que “la academia, la sociedad civil y las empresas deben participar de manera activa, conjunta y en busca del interés común de tener un mundo mejor”.

Ojalá el congreso dé buenos dividendos para avanzar en el combate a este reto de la humanidad.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *