Autoexploración y exploración clínica, vital en prevención de cáncer de mama

(Redacción)

La autoexploración a partir de los 20 años de edad y la exploración clínica después de los 25 años, constituyen las medidas primordiales para la prevención del cáncer de mama, primera causa de muerte en la mujer en México y el mundo, informa la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado.

           

En el marco de la conmemoración del Mes Rosa, en torno a la prevención del cáncer de mama, el Departamento de Salud Reproductiva de la dependencia estatal, señala que con la autoexploración de las mamas se puede comprobar si hay cambios en el tamaño, forma o textura, siendo el mejor momento para hacerla dos o tres días después de completar el período menstrual.

La autoexploración es cada mes y hay que acudir una vez al año a revisión mediante la exploración clínica en el centro de salud con una persona capacitada, ya que cualquier cambio, dolor persistente y en un punto fijo, una zona que sea claramente diferente del otro seno o respecto al pasado, requieren de un exhaustivo examen médico.

Con relación a la exploración clínica de las mamas, esta técnica de detección es efectuada por personal médico o de enfermería de las unidades de salud, para identificar cambios que sean sugestivos de la enfermedad y, debe realizarse una vez al año.

Al mismo tiempo, se hace la valoración de los posibles factores de riesgo del cáncer de mama, como son la primera menstruación antes de los 12 años, el primer embarazo después de los 35 años, no haberse embarazado nunca, menopausia después de los 50 años, antecedentes familiares de la enfermedad y, el uso de anticonceptivos combinados.

En este sentido, la Secretaría de Salud destaca que la mastografía sigue siendo el mejor método para la detección temprana del cáncer de mama y debe realizarse cada año a las mujeres de 40 años y más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *