¿Texcoco o Santa Lucia?

Comenzó este jueves en todo el país la consulta ciudadana, propuesta por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, para definir el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Serán cuatro días los que las y los mexicanos podrán participar en dicha consulta emitiendo su voto ciudadano, cuya pregunta concreta es: Dada la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, ¿cuál opción piensa usted que sea mejor para el país?

Las y los ciudadanos diseminados en la geografía nacional podrán elegir entre dos opciones: “Reacondicionar el actual aeropuerto de la Ciudad de México y el de Toluca, y construir dos pistas en la Base Aérea de Santa Lucía” o “continuar con la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco y dejar de usar el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México”. Se imprimieron más de 500 mil boletas, pero ¿a cuánto ascenderá el número de participantes?

Hasta el domingo próximo, la proyección fue instalar en el país mil 73 mesas de votación en 538 municipios, para que se dé la opinión sobre la terminal aérea.

La consulta sobre el NAIM (que sólo les incumbe a los capitalinos) pone a prueba la credibilidad del próximo gobierno federal y la posibilidad de exorcizar de una vez por todas las prácticas que tanto desprestigio han causado a la clase política.

El cambio de gobierno está cerca, sólo falta un mes y cuatro días para que rinda protesta y posesión López Obrador como presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos; hay una gran expectativa y apenas el NAIM es una pieza del engranaje.

Al margen de si hay facultades o no en el presidente electo para impulsar la consulta y si ésta tendrá con validez, es plausible se impulse la participación ciudadana en asuntos de interés nacional (pero debiere hacerlo en funciones), lo que conlleva -eso sí- un compromiso para opinar sobre lo que le conviene a la nación con conocimiento de causa.

La consulta también pone a prueba a la ciudadanía que deberá responder al compromiso de tomar una decisión de manera responsable e informada. Huelga insistir entonces: ¿Texcoco o Santa Lucía?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *