Legítima defensa

La víspera, el presidente del Colegio de Abogados Penalistas, Mario García Solórzano, se reunió con los diputados del Congreso del Estado para proponer una modificación constitucional que permita la posesión de armas también en vehículos y negocios, no sólo en viviendas.

Cuestionado al respecto por la prensa, dijo que “a raíz de la inseguridad, los ciudadanos están indefensos ante los delincuentes”.

La medida que plantea el líder de los abogados penalistas en la entidad, también incluye “establecer la legítima defensa para que la víctima -que haya cometido un homicidio en este supuesto- pueda librar la prisión preventiva inmediata”. Contempla ídem que los ciudadanos puedan transportar arma en su vehículo y a su negocio, no sólo poseerla en su domicilio.

Porque, como está en la actualidad la legislación en la materia, deja en la indefensión a una de las partes y privilegia la justicia a favor de los delincuentes, pues una persona que en tránsito y fuera de casa haya asesinado a otra en su defensa, es detenida mientras se investiga la legítima defensa.

En  el  estado,  las  excluyentes  de  responsabilidad  se  encuentran plasmadas  en  el  artículo  16  del  Código  Penal  para  el  Estado  de  Colima, fracción  III,  párrafos IV y V. Sin embargo, el texto limita  la legítima defensa  en  las  personas en su propia vivienda o en el local donde se encuentren bienes propios, de su familia o  de  cualquier  otra  persona  que  tenga  la  misma  obligación  de  defender.

Hay que ponderar que se da la legítima defensa  putativa si  el sujeto  cree  fundadamente  encontrarse  ante  una situación  que es  necesario  repeler  mediante  la  defensa  legitima,  sin  la  existencia en  la  realidad  de  una  injusta  agresión.

No debiere ser involucrado, luego entonces, quien haya actuado en defensa propia, ni siquiera llevarlo al Ministerio Público a rendir declaración, pues no es posible ni concebible que la víctima pase a ser victimario. Ojalá la iniciativa en comento se traduzca en ley.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *