No es broma

Antes de la implementación del 911 como número único de emergencias, en todo el país existían más de 600 números a los que la ciudadanía podía recurrir para pedir auxilio, lo que ocasionaba que en un gran porcentaje de los casos, una emergencia fuera reportada varias veces.

Cuando una persona marca al 911 y reporta una emergencia, el sistema detecta de inmediato el punto de origen de la llamada, el cual es corroborado por el operador y, una vez que recibe las indicaciones del usuario, envía el reporte a la autoridad correspondiente.

Valga referir que existe un número que no desaparecerá al igual que la línea homologada de emergencias 911, el caso de la marcación 089, que funciona como una instancia para realizar una denuncia anónima, la cual es turnada casi de inmediato a las instancias encargadas de investigar delitos.

Al igual que con el 911, se establece que las llamadas al 089 deberán recibir un tratamiento prioritario, funcionar de forma gratuita y recibir también denuncias vía mensaje de texto.

Por fortuna, el Código Penal del Estado de Colima, en su artículo 259, contempla no únicamente multas, sino también sanciones punitivas, pues una persona que realice bromas a los números de emergencia o utiliza estos servicios de manera inadecuada, puede pasar hasta tres años en prisión, amén de hacerse acreedora a una multa de 200 días de salario mínimo.

Sólo para ejemplificar, las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública exponen que sólo el 23% de las llamadas que se han recibido en lo que va del año corresponden a emergencias reales y el resto son improcedentes, con un 6.5% de llamadas de broma.

Aunado a las bromas, en este 77% de llamadas improcedentes, se incluyen las incompletas, las mudas, los insultos y las que no son de emergencia, lo cual representa un costo de operación y llega a repercutir en la efectividad y capacidad de respuesta para eventos reales.

El problema estriba en que por atender una llamada falsa o de broma, la Policía, Cruz Roja, Protección Civil o Bomberos distraen su atención e invierten tiempo cuando debiere salvar vidas. Un exhorto para evitar el uso de dichas línea con dolo o falacia, so pena de incoar la autoridad competente un proceso penal. Qué necesidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *