Relación de respeto

El sábado próximo tomará protesta y posesión como presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, donde finalmente la tercera fue la vencida, ya que en tres oportunidades consecutivas fungió como candidato presidencial por diferentes siglas partidistas.

Ahora tendrá López Obrador la mayúscula responsabilidad de responder a las altas expectativas que generó y gobernar bien para todos.

Lo anterior viene a colación en virtud de que el mandatario José Ignacio Peralta Sánchez señaló respecto a las voces de homólogos que alertan posibles situaciones de enfrentamiento en los estados del país ante decisiones asumidas del nuevo gobierno federal, que su gobierno ha ofrecido una relación de respeto, pero también la exigirán.

Un respeto que sea recíproco, institucional y apegado al marco del Derecho y a las facultades constitucionales que cada nivel  de gobierno tiene, que posibilite una relación de  colaboración, coordinación y concordia, así como se cristalicen las políticas públicas en favor del estado de Colima y sus habitantes, sobre todo aquellos de los estratos sociales más desprotegidos.

 

Que en la realidad y no en el discurso, en los hechos en sí, en lo objetivo y no en lo subjetivo, se generen propuestas o cambios institucionales, pero como bien lo planteó el gobernador, con respeto.

 

Ignacio Peralta fue muy claro al revelar que ofrece su gobierno una relación que se finque en el respeto, pero que igualmente exigirá el mismo posicionamiento o tratamiento por parte del gobierno de la República para el periodo 2018-2024.

 

Debe anteponerse el diseño institucional ante todo, el cual se enfoque al cumplimiento de políticas públicas y a no proyectos políticos transexenales puramente identificados, a un populismo acentuado o revanchista, cuando debe ser acendrado.

 

No hay otra más que estar atentos al devenir histórico, para poner de relieve en su oportunidad si el respeto fue concomitante y delineado entre ambas partes, sin menoscabo de la división de poderes y la autonomía de los tres órdenes de gobierno.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *