Tres años

Como todo gobierno, en cualquier del nivel que se trate, tiene situaciones a favor y otras en contra, lo que es una cuestión común, lógica, dentro de la normalidad, pero existen algunas gestiones o administraciones que destacan, sobresalen, despuntan más que otras, como es el caso de la de Ignacio Peralta Sánchez, por su responsabilidad manifiesta en el rubro de las finanzas, en la transparencia y en la austeridad.

No hay que perder de vista que el gobierno de Ignacio Peralta recibió de Mario Anguiano una administración en malas condiciones financieras, por decir lo menos, por lo que conforme a su formación académica, ha emprendido una escrupulosa política en la materia, que ha propiciado que se haya enderezado el barco a grado tal que puede llegar éste a buen puerto.

Sobre el punto, el mandatario Peralta Sánchez aseguró que durante los primeros tres años de gobierno que este lunes cumple su administración, y ante la adversidad que se ha presentado, ha logrado sobreponerse y buscar la eficiencia.

Al encabezar ayer la ceremonia cívica organizada por la Secretaria de Administración y Gestión Pública y efectuada en el auditorio Luis Barreda Cedillo del Complejo Administrativo, aseguró que su gobierno llega a sus tres años “trabajando y dando resultados”.

Ante integrantes de su gabinete legal y ampliado, así como trabajadores de la administración, el gobernador recordó que recibió problemas que no se resolvieron durante años y que se acrecentaron, combinándose con nuevos retos. Asimismo, reconoció que la situación administrativa y financiera del gobierno estatal era penosa, “por lo que se carecía del soporte indispensable para trabajar, y sin embargo lo logramos”.

Destacó que durante estos tres años se trabajó en la recuperación financiera, la reordenación administrativa y la transparencia en el gasto.

Y los resultados saltan a la vista en los rubros que citó la víspera el propio titular del Poder Ejecutivo estatal, pues las finanzas, si bien falta por hacer, ya no están desaseadas y hay en ellas una notable mejoría,

En efecto, como todo, hay asignaturas pendientes, asuntos prioritarios que atender y retos por afrontar, pero tarde o temprano tendrán que consumarse, y se va por el camino adecuado para ello. Solo es cuestión de tiempo y los otros dos niveles de gobierno coadyuven y haga su tarea, su trabajo, lo que les corresponde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *