Visión limitada

La mayoría de las y los mexicanos celebran la lucha contra la corrupción, pero en el caso de las estancias infantiles el haber cortado a rajatabla la asignación de recursos directos, no fue la mejor solución.

Si bien es cierto que el sistema de estancias infantiles de la entonces Sedesol es donde se prohijaban las mayores deficiencias e indicios de corrupción -como por ejemplo cuidar infantes dentro de casas habitación adaptadas sin atención médica-, la medida adoptada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador está lejos de cambiar la adversa situación a la que se enfrentan paterfamilias que por la necesidad de trabajar para mantener a su familia, recurren a estos sitios.

Se puede inferir como un error de cálculo que el gobierno federal haya vislumbrado como una alternativa el cuidado de los hijos en las casas de familiares y seres queridos (con los abuelitos, como lo citó el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa Macías), pues sería ponerlos en riesgos de diferente índole.

Si el presidente no quiere más las estancias infantiles como la Guardería ABC, no implica que sean los propios familiares de las y los niños que se hagan cargo de ellos, pues es una solución simplista, cuando puede hacer una limpieza exhaustiva e integral en el padrón del sistema, dejando fuera a prestadores de servicio que incurrieron en actos de corrupción.

Sigue el mandatario de la nación generando controversias no sólo entre diferentes sectores de la sociedad, sino también entre autoridades, pues la víspera el gobernador Ignacio Peralta Sánchez lamentó la cancelación de los recursos entregados a las estancias infantiles, situación que, dijo, podría afectar a papás jornaleros y trabajadores de escasos recursos.

Citó que su gobierno analiza cómo contrarrestar la cancelación de estos recursos, lo que calificó como “una falta de sensibilidad y que podría afectar principalmente a los municipios de Armería, Manzanillo y Tecomán”.

Señaló que las instancias infantiles no solamente cuidan a los niños, sino que además apoyan en su educación temprana para que tengan la capacidad de ir desarrollando habilidades y conocimientos, “pues sólo cuidarlos sería una visión muy limitada…”

Ojalá dé marcha atrás López Obrador, sobre todo por la estabilidad de los padres y el bienestar de los menores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *