Diálogo Político

Por Manuel Sánchez de la Madrid

Leña del árbol caído

Qué será mejor, ¿hacer leña del árbol caído o defender sin pruebas? Un funcionario estatal de primer nivel resultó víctima de un violento agravio, que terminó con un saldo a saber de un muerto y varios heridos, incluyendo al protagonista del drama, quien fuera titular de la Secretaría de Turismo del Estado de Colima hasta ayer, que presentó su renuncia con carácter de irrevocable.

Lo que fuera una fiesta privada, una reunión de amigos del señor Efraín Angulo, y como dijo en su declaración “amigos de sus amigos”, se complicó cuando uno de los asistentes abandonó el domicilio del festejo y regresó a los pocos minutos con un grupo de delincuentes fuertemente armado que golpeó a los asistentes, los desnudaron, los amarraron de las manos, los sometieron a excesos y quizás quienes se resistieron resultaron muertos.

Lo anterior se desprende de la declaración que el ahora ex titular de la Secretaría de Turismo hiciera pública ayer a fin de informar a la sociedad, de la que se siente agraviado, se queja de haber sido juzgado, denostado, acusado sin pruebas y sí, no lo defiendo, debe ser responsable de sus actos, pero creo que en las redes sociales y en los canales de televisión con presencia en todo el territorio nacional se ha distorsionado el caso, detonando odios xenofóbicos y quizás aprovechando para contaminarlo políticamente para dañar a la administración pública estatal.

Casos violentos motivados por asalto, robo y quizás involucrados en cuestiones de sexo, los hemos conocido en Colima, algunos con saldo de muertos y heridos ocuparon en su momento el interés morboso de sectores sociales dispuestos a disfrutarlos, difundirlos, crecerlos y deformarlos. Qué vergüenza.

Cuando hay sexo y alcohol y, peor, consumo de estupefacientes, se desencadenan las pasiones y terminan en dramas espantosos. Eso ocurre en todo el mundo.

Se alimentaron de morbo y chisme muchos individuos, aprovecharon para dar rienda suelta a sus pasiones, a sus antipatías personales y de preferencias políticas, el caso ha sido la comidilla del día y quizás lo siga siendo por algunos días más, la declaración del Licenciado Efraín Angulo pone punto sobre las “íes” y muy probablemente no se ajuste a un relato exacto, le quitó y le puso a lo que le perjudicara o ayudara, pero se antoja cercana a la verdad,

El hoy ex secretario de Turismo ha confesado que colaborará con la Fiscalía, además tiene obligación de hacerlo y quizás responsabilidad penal, los hechos ocurrieron en su domicilio particular y hay un muerto tras ser estrangulado por los delincuentes.

Es grave lo que ocurrió como quiera que sea, se ingresó con violencia a un domicilio particular en donde había una fiesta, los hay en Colima delincuentes armados decididos a protagonizar un asalto como al que me he referido.

El lunes pasado fue el domicilio de un funcionario público, mañana puede ser cualquiera. Ya se conocerá al detalle el resultado de la investigación de la Fiscalía, que dará luz en lo ocurrido.

Personajes de bajos instintos han aprovechado un hecho que tuvo todos los ingredientes como para que sucediera lo que pasó, alcohol, quizás drogas y la presencia de personajes de moral muy discutible, pero la invasión de gente armada violenta que sometió

a los asistentes, que fue lo que detonó el drama, confirma que la delincuencia en Colima, lejos de disminuir, está aumentando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *