Diálogo Político

Por Manuel Sánchez de la Madrid

Nacho acabó con los abucheos

La presencia en Manzanillo del mandatario Andrés Manuel López Obrador debió haber transcurrido como estaba planeada por los estrategas de Morena, el gobernador Ignacio Peralta saluda al señor presidente, intercambian apretón de manos, un medio abrazo muy político, ambos sonríen viéndose fijamente a los ojos y cada uno toma el asiento que les ha sido asignado en el presídium.

Las presentaciones de cada personaje importante y llega el turno del titular del Poder Ejecutivo estatal Peralta Sánchez de hacer uso del micrófono a fin de dirigirle al visitante un saludo a nombre de los colimenses, informarle en resumido de las acciones de gobierno y solicitar el apoyo del gobierno federal en compromisos con el interés de solucionar problemas que aquejan a sectores importantes y desvalidos de los colimenses y apoyo para el desarrollo.

Pero el programa incluía la rechifla, el abucheo, los gritos de “fuera, fuera” dominaron el ambiente, que se interrumpió por la voz serena, pero firme y valiente de Nacho “…síganle, es la orden del día” (palabras más, palabras menos) y los de Morena redoblaron el abucheo.

“Ya se cansaron, puedo dirigir mi mensaje”, y quizás se habían agotado, Ignacio Peralta dirigió su mensaje y, ajustado a la orden del día, el presidente de México salió en defensa del colimense, pidió a los gritones que respetaran al mandatario estatal, que era amigo y aun les pidió que levantaran la mano los que respetaran al gobernador, lo que hicieron casi todos los que minutos antes abucheaban.

Les pidió que levantaran la mano los que ya no molestarán al gobernador y casi todos se disciplinaron.

Nacho acabó con el sistemático abucheo a todos los gobernadores de opositores cuando el presidente visita a sus estados. Uno se opuso a recibir la ofensa y dijo que no asistiría al mitin. Y no fue, otro sí fue, pero se adelantó echándole flores a López Obrador y el de Jalisco amenazó con organizar a priistas para que hicieran cien aplausos por cada abucheo.

Se acabó. El presidente de la República dijo el sábado que ya está hasta el copete de politiquería y el abucheo es grilla corriente, que permite se trasluzca la intención de incomodar, un enfrentamiento infantil, que no deja de tener riesgo.

Ya lo veremos, se acabaron los abucheos.

Lo dejaron solo. Siguiendo con el tema de la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Colima (Manzanillo), me di cuenta de que al gobernador Ignacio Peralta Sánchez lo dejaron sólo, lo mismo en el mitin que después. ¿Cómo es posible que no haya habido priistas? Nadie contrarrestó los abucheos. Nacho se bastó para salir avante de un evento al que invitaron para hacerle bullying y lo hizo bien.

Yo creí que su partido y sus colaboradores cercanos durante los días siguientes al hecho al que me he referido, destacaría que fue valiente y pintó su raya, enfatizó que no habrá sumisión en Colima, pero me dio la impresión de que quienes se integran en el equipo cercano a Nacho se asustaron y no han abierto la boca para abordar el tema, mucho menos para respaldarlo y darle ánimo. Que no ocupó.

A otro tema

Hoy el gobierno del presidente de México cumple sus primeros cien días, acostumbrados como somos a medir tramos, habrá discursos que enfatizarán éxitos y avances y tímidas críticas que dirán lo contrario.

La oposición en los grandes medios de comunicación con presencia en todo el territorio nacional, los electrónicos y los impresos, la mayoría fueron anti López Obrador desde siempre y han modificado su actitud, disimulan los errores o se hacen como que no los ven y me refiero a los famosos comentaristas que se jalaban de los pelos a lo largo de las campañas políticas en que participaba el “Peje”.

Ya cambiaron y se les olvidó que criticaban la suspensión del aeropuerto de Texcoco, no estaban de acuerdo en la forma de combatir el huachicoleo, estaban en contra de que ya en el poder se regresaran a los cuarteles a marinos y soldados, que era el proyecto anunciado en campaña y, afortunadamente, como en muchos otros temas, fueron materia de proselitismo, no eran propuestas serias. Lo que son las cosas, le deben haber dado muchos votos en las urnas.

Esperemos a que transcurra el día de hoy y seamos testigos de lo que ocurra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *