COLEGIO DE MEDICOS UROLOGOS DEL ESTADO DE COLIMA

Por Alfredo C. Juárez Albarrán

El día 4 de abril 2019 en conocido restaurante de la localidad y bajo el auspicio de un laboratorio farmacéutico, se efectuó el cambio de mesa directiva. La que inicia en el año 2019 y concluye en el 2021 esta conformada por los colegas JOSE LLAMAS RIOS como Presidente, SALVADOR CARDENAS como Secretario y CARLOS ALBERTO BRIZUELA es el tesorero, JOSE GUZMAN 1er vocal y CESAR V IGNACIO MORALES 2º vocal. Tuvimos el acompañamiento del Presidente del Colegio de Médicos del Estado de Colima JULIO CESAR NARANJO quien nos dirigió emotivo y lucido mensaje y también tomo la protesta de ley al nuevo presidente y al resto de integrantes de su mesa directiva, estuvo como invitado especial el director de la Facultad de Medicina ENRIQUE BARRIOS NAVARRO. Los médicos urólogos asistentes fuimos 21, dado que en los últimos meses se han avecindado en nuestro estado varios jóvenes colegas provenientes de diversos hospitales del país.

El presidente saliente quien esto escribe me permití leer a los asistentes un resumen de las numerosas actividades académicas que junto con mis amigos el secretario JOSE LLAMAS RIOS, y el tesorero CESAR V. IGNACIO MORALES coordinamos en los últimos dos años. Quien fuese también nuestro presidente años antes SERGIO CEBALLOS GONZALEZ fungió como maestro de ceremonias y nos expuso gustados comentarios que titulo “Pasado, presente y futuro del COLEGIO DE UROLOGOS DEL ESTADO DE COLIMA, una semblanza”, las que enseguida difundo:

“”Esta reseña no tiene más propósito que el de hacer un alto en el camino e invitarlos a reflexionar sobre lo que ha sido, es y la manera en que se vislumbra el porvenir de nuestra organización gremial. Escribo estos comentarios a vuelapluma. Sócrates, el pensador griego, comentaba que una vida sin examen no merece la pena vivirla, por lo que es menester someter continuamente a escrutinio la vida de nuestro colegio para dotarla de ese sentido de existencia y de evolución pertinente con miras al futuro.

Las agrupaciones civiles como entes sociales suelen tener un periodo vivencial: nacen, eventualmente crecen, algunas se llegan a replicar, otras abortan y finalmente llegan a experimentar muchas de ellas un proceso de cambio o extinción. Han sido ya prácticamente dos décadas de la fundación de nuestro colegio y estamos aún lejos de esto último. Nuestro Colegio se ha distinguido por mantener su esencia y regularidad en su operatividad, no antes de sortear los vaivenes propios de una supervivencia. Pero, ¿Cuál es el propósito de crear y de consolidar un colegio profesional?

Es preciso reconocer a lo que nos debemos porque el que no sabe a dónde se dirige puede llegar a cualquier lado. A lo largo de todos estos años de pertenecer a diversos colegios médicos, una interrogante recurrente que me he encontrado entre los colegas médicos ha sido la de que si tiene provecho pertenecer a alguna asociación médica. Eso demuestra

el poco interés que se tiene para enterarse de las razones históricas de la existencia y el reconocimiento social de los colegios médicos en nuestro país y en el mundo.

Escapa a la presente reflexión una descripción detallada sobre los orígenes y la reglamentación operativa de los colegios médicos. Tal vez, habría que explicar grosso modo más bien en que NO consisten dichas agrupaciones profesionales para su mejor comprensión. Los colegios médicos no son meras asociaciones; tampoco son sindicatos laboristas; no corresponden a asociaciones mercantiles ni a fundaciones y mucho menos deben obedecer a una determinada corriente de ideología política.

Recapitulando, los colegios médicos son organismos de derecho público. Esto es, en el ejercicio libre de nuestra profesión (derecho privado), se corresponde con un interés público (derecho público).Sus objetivos, no está de más recordarlo, pueden resumirse en tres categorías: 1.- En garantizar a los ciudadanos, que el ejercicio de la medicina se realice dentro de los requisitos mínimos de calidad y ética. 2.- En ser garantes de la profesión médica y en vigilar el proceder de los profesionistas médicos, velando por su nivel de competencia, prestigio y dignidad y 3.Ser los únicos y legítimos representantes del gremio médico.

Breves antecedentes históricos. Corría el segundo semestre del ya lejano año del 2002. El decano de la urología en el estado, Dr. Alfredo C. Juárez Albarrán, convocaba a reuniones en su consultorio, sito en la Unidad de Especialidades Medicas por la Av. San Fernando, para presentarnos el anteproyecto de formalizar la constitución del colegio. Al Dr. Juárez le correspondió realizar los trámites engorrosos ante la Secretaria de Relaciones Exteriores, en la secretaria general del Gobierno del Estado y la respectiva notaría, para que, finalmente el día 11 de Octubre del mismo año se firmara la acta constitutiva siendo los colegas titulares fundadores los urólogos: Luis Roberto Beas Sandoval, Julio Héctor Bedolla, Sergio Ceballos González, Sergio Corona Ortiz, Federico Díaz López, José Guzmán Esquivel, Alfredo César Juárez Albarrán, Raúl Ochoa Gómez y Carlos Pizano Ramírez. Corresponde pues, en estricto acto de justicia elemental reconocer en la persona y primer presidente de nuestra organización, al Dr. Alfredo César Juárez Albarrán como puntal en la creación del colegio.

Se dice que es complicado iniciar una empresa, pero que es aún más difícil mantenerla. Ante ese reto se dieron los primeros pasos de esta naciente agrupación. El empuje y entusiasmo prevaleció durante la gestión de la primera directiva.

El primer relevo se efectuó a los dos años siguientes, recayendo la responsabilidad en otro magnífico colega, el Dr. Luis Roberto Beas Sandoval. Presidir la tercera mesa directiva correspondió a quien esto escribe y acto seguido, la directiva se trasladó a la ciudad y puerto de Manzanillo, siendo su presidente el Dr. Federico Díaz López. Repitió como sede Manzanillo, correspondiendo dirigirlo al Dr. Carlos Pizano Ramírez. El Dr. Sergio Corona Ortiz continuó con la estafeta de la presidencia, seguido del Dr. Salvador Cárdenas Hernández, finalmente fue sustituido para un segundo período, el propio Dr. Juárez Albarrán, quien entrega la presidencia el día de hoy.

Nuestra profesión y nuestro gremio enfrentarán retos actuales y venideros. En el plano profesional, el envejecimiento y el incremento de la obesidad en la población serán -son- dos de las aristas que incrementarán la incidencia de los problemas urológicos. El desarrollo tecnológico y científico continúa su curso ineludible trayendo consigo más y mejores opciones de manejo terapéutico urológico pero también inaccesibles para la mayoría de la población. Además, la brecha entre ciencia y tecnología y su correspondiente aplicación normativa y ética, cada vez se ahonda más, poniendo en entredicho nuestro posicionamiento social como médicos.

Desde el punto de vita gremial y ante el intento cada vez mayor por parte del Estado de regular nuestra profesión, los colegios médicos cobrarán mayor relevancia. La colegiación y la certificación médica apuntan hacia un carácter obligatorio para el ejercicio profesional. Los colegios deberán tener una mayor relevancia en los asuntos que atañen a la vida pública y social con independencia de la incertidumbre en las medidas que se tomarán a nivel sanitario en la nueva realidad política nacional. Considero que aún queda tarea para alentar voluntades entre el gremio médico que estimulen su plena integración y que propicien un sentido de pertenencia al colectivo. El Estado también debe respetar en la práctica lo que de manera cabal nos da sentido a nuestra razón de ser como colegio.

Rehusándome a la superstición de que la época en que vivimos siempre es dueña del monopolio de todas las desgracias, me muestro optimista por el futuro. El devenir de nuestra agrupación lo seguiremos haciendo entre todos. Para el caminante no hay camino, se hace camino al andar como reza Serrat.

Finalmente y de botepronto, acomodo la frase famosa de John F, Kennedy: “no preguntemos, lo que el colegio puede hacer por nosotros; preguntemos lo que nosotros podemos hacer por el colegio” Mis mejores deseos para nuestro nuevo Presidente el Dr. José Llamas Ríos y su mesa directiva””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *