Aprueban diputados la Reforma Educativa

*Con estas modificaciones se elimina la evaluación a los maestros y el concurso de oposición para el ingreso

CIUDAD DE MÉXICO.- Esta noche fue aprobada por el pleno de la Cámara de Diputados el dictamen de la reforma educativa propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador, con la que se deroga la implementada durante el sexenio pasado.

Con 396 votos a favor de Morena, PRI, PRD, MC, PES y PVEM, y 68 en contra del PAN y una abstención, fue aprobada en lo general la Reforma Educativa.

En San Lázaro, La bancada de Morena logró aprobar la reforma educativa con el acuerdo con los diputados de la CNTE y de Oaxaca y con el PRI como aliado.

Jorge Francisco Corona, diputado del PVEM, suplente de Jorge Emilio González, y ex secretario privado de Enrique Peña Nieto, fue el único diputado no panista que rechazó la reforma educativa.

En comisiones unidas de Educación y Puntos Constitucionales inició la discusión durante esta jornada de periodo extraordinario. Los panistas abandonaron el Salón Legisladores, sin emitir sus votos, previó a aseguraron que era ilegal la convocatoria.

Pese a la desbandada panistas de la discusión, el PRI, PRD y Movimiento Ciudadano se unieron para lograr el consenso y aprobar el dictamen por unanimidad y se turnó a la Mesa Directiva.

En otro momento, el Coordinador de los morenistas Mario Delgado aseguró que con el memorándum que emitió el presidente Andrés Manuel López Obrador para suspender la reforma educativa convenció a los maestros de la CNTE que los maestros y Morena persiguen el mismo fin.

“Con la CNTE no tuvimos ningún acuerdo, ellos tienen diferencias todavía respecto del dictamen que vamos a votar el día de hoy y el único acuerdo que tenemos con ellos es seguir el diálogo”, destacó.

Ya en el pleno, los panistas volvieron a expresar su rechazó. Marcos Aguilera del PAN presentó una moción suspensiva que no prospero, para que el dictamen se devolviera a comisiones, para reponer el procedimiento legislativo y hacer las modificaciones pertinentes.

El diputado de Acción Nacional Felipe Macías al fijar la posición de su partido acompañado por su grupo parlamentario, señaló que el presidente López Obrador con tal de quedar bien, firmó un memorándum para derogar la reforma educativa,

“No nos podemos dar el lujo de estar aprobando artículos mañosos que abren la puerta a la corrupción y que abren la puerta a la venta de plazas magisteriales”, señaló.

Los morenistas en tribuna respaldaron el dictamen y respondieron a los panistas. Aquí se ha cumplido el marco legal, dijo la diputada Flora Cruz, pues nos encontramos en un periodo extraordinario y bajo la convocatoria de una Comisión Permanente. No es justo reclamó, que vengan a poner pretextos y decir que esta fuera del marco legal.

“Que vengan a poner pretextos para votar en contra de una reforma que viene hacer justicia a cientos de maestros, de niños de jóvenes de adolescentes que están esperando que esta reforma hoy se concrete”, afirmó.

Movimiento ciudadano dijo que apostar por el conceso. El dictamen mejora sustantivamente la iniciativa del presidente. Martha Tagle aseguró que se colocaron los candados para no regresar al pasado y cerrar las puertas a la compra-venta de plazas.

Gerardo Fernández Noroña del PT al subir a tribuna para posicionar su voto, aseguró que las concesiones que se hicieron al PRI en la reforma son equivocadas y excesivas.

“Si Acción Nacional vota en contra, yo no puedo votar en contra de la Reforma Educativa, porque no le voy hacer el trabajo a la derecha y no voy a promover las posiciones golpistas”, señaló.

En entrevista previa a la discusión de la reforma educativa, el líder de la bancada priista, Rene Juárez Cisneros, justificó la alianza del tricolor con Morena. Se aceparon, dijo, 3 de 5 de las propuestas priistas en dictamen y utilizó una metáfora.

“Cuando llega la iniciativa del gobierno llegó un chivo, lo que aprobamos fue un caballo, no pura sangre, pero un caballo bien paradito. Hay un avance muy importante. Hubiéramos querido pura sangre, no salió por pura sangre, salió lo que se pudo”, afirmó.

Esta reforma abroga la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, también establece la educación como un derecho y se obliga al Estado a garantizarla en todos sus tipos y niveles, desde la inicial hasta la superior.

Con estas modificaciones se elimina la evaluación a los maestros y el concurso de oposición para el ingreso, promoción, reconocimiento y permanencia de los docentes.

La reforma pasó al Senado para sus efectos constitucionales. De aprobarse en la Cámara Alta, deberá votarse por la mitad más uno de los congresos de los estados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *