Mosca del mediterráneo

Al reconocer que representa un grave riesgo para los cultivos colimenses, el secretario de Desarrollo Rural (Seder) en el estado, Sergio Agustín Morales Anguiano, aseguró que se trabaja en el combate a la plaga de la mosca del Mediterráneo, en donde en Colima, por desgracia, ya se ha confirmado su presencia.

De hecho, el funcionario federal, entrevistado ayer por los medios de comunicación sobre el particular, reveló que ya van 26 hallazgos detectados y colocadas más de 1 mil trampas, aunado las 429 que de manera permanente se tienen como contención que se maneja a través de sanidad vegetal.

Hay que recordar, como marco de referencia, que la presencia de la mosca del Mediterráneo se detectó desde el 24 de abril hace aproximadamente 15 días y cuya prevalencia de ésta se encuentra bien identificada para su combate, control y erradicación en un momento dado.

La mosca del Mediterráneo es una de las plagas no nativas de México con mayor impacto en la hortofruticultura. Durante más de 30 años se operó con efectividad en México el Programa Moscamed que, con la Técnica del Insecto Estéril, había mantenido al país libre de esa plaga.

Esta mosca recibe este nombre porque fue en la cuenca del mar Mediterráneo donde se reportó por primera vez, afectando árboles frutales, la cual tiene una gran capacidad para adaptarse a diferentes climas, así como para reproducirse, lo que le ha permitido introducirse en los cinco continentes.

Así que se debe combatirse de manera frontal, sistemáticamente y sin denuedo, adoptar las medidas fitosanitarias y los barridos a que haya lugar, cuyas autoridades competentes (Senasica, Sader, Seder y demás) y los horticultores se ocupen y no se preocupen de la misma.

El combate a esta plaga, por ende, se espera largo -como entre 6 a 8 meses, según expuso el propio secretario de Desarrollo Rural del Gobierno del Estado-, por lo que no se debe quitar el dedo del renglón en la atención a esta emergencia en la agricultura, por el bien de todas y todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *