Reforma avalada

Luego de haber regresado en esta misma semana el dictamen a la Cámara Baja del Congreso de la Unión, en un segundo intento, finalmente las y los senadores, por mayoría calificada, avalaron la víspera la reforma educativa que entre sus principales modificaciones constitucionales destaca lo relativo a que ya no habrá concursos de oposición entre los aspirantes a una plaza docente.

Con el voto del PRI, PRD y MC, Morena logró dicha mayoría para ratificar la reforma educativa en lo general y particular, por lo que, al tratarse de una modificación constitucional, se envió a los estados de la República para que, ídem, sea analizada y aprobada en su oportunidad.

De tal suerte que las reformas constitucionales requerirán ser avaladas por 17 Congresos más uno, y para que así se envíe al Ejecutivo para su publicación, por lo que es de esperarse que el Congreso local, cuya mayoría la posee la fracción legislativa del Partido Movimiento de Regeneración Nacional, apoyen éstas.

No cabe duda que la reforma tenía sus lagunas y sus incongruencias pero que, con lo alcanzado ayer, aún persisten algunas, en virtud de que sigue en el aire la incógnita en torno a qué instancia u organismos normará o regirá las plazas si ya no habrá concursos de oposición y si todavía se transferirán éstas a los hijos y demás familiares.

Se tendrá que definir a la brevedad en cuanto a cómo aspirarán los nuevos y próximos maestras y maestros a espacios laborales, y si ya no habrá espacios a dobles plazas y a cotos de poder en el magisterio.

Ojalá pues haya respuestas rápidas, contundentes y satisfactorias por el bien del alumnado, la educación y el desarrollo y la paz social de México.

Las autoridades educativas correspondientes tienen la palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *