Riña controlada

La Secretaría de Seguridad Pública informó este jueves que se registró una riña entre personas privadas de su libertad en el Centro de Reinserción Social de Colima (Cereso), la cual fue controlada de manera oportuna por personal de seguridad y custodia del penal.

De los hechos que se registraron alrededor de las diez de la mañana ayer en el área de sentenciados, resultaron con lesiones tres personas privadas de su libertad, de las cuales dos fueron atendidas al interior de la institución penitenciaria, mientras que una más fue trasladada a un nosocomio. Por fortuna ya están fuera de peligro.

Tras que el personal de guardia y custodia del Cereso controló la riña que se presentó al interior, el grupo antimotines de la Policía Estatal ingresó al Cereso, con el objetivo de realizar una revisión en los dormitorios y estancias del penal, así como a las personas privadas de su libertad; en tanto, elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reforzaron la seguridad perimetral.

Fugas, riñas, motines, disturbios, venta de droga, autogobierno e incluso fiestas, ocurren en algunos penales del país, lo que pone al sistema penitenciario en crisis, principalmente las cárceles administradas por las entidades. No es el caso de los Ceresos de Colima, que eventualmente surgen embrollos como el de este jueves, lo que denota que existe un control y una política eficaz y eficiente en materia de reinserción social.

Ciertamente, el hecho de ayer – que se referencia en la primera plana de la edición de hoy de esta Casa Editora- es aislado, y por eso mismo en un momento dado podría dimensionarse, cuando en otras partes de la República son recurrentes y caldo de cultivo para la delincuencia, pero es fundamental que las autoridades competentes fortalezcan aún más la seguridad y trabajen en las áreas de oportunidad y en las medidas correctivas.

El objetivo es no soslayar este tipo de hechos de carácter aislados, incentivar a custodios, mantener la seguridad al interior del penal, evitar la distribución y consumo de drogas y que la reinserción social en Coima siga por buen camino como hasta ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *