Por la salud pública

Es fundamental realzar labores de supervisión, inspección y verificación, dado que en la mayoría que se efectúa este procedimiento, hay mayores posibilidades de detectar irregularidades en algunas áreas o acciones que pueden poner en predicamentos la salubridad.

Tal accionar puede llevarse a cabo mediante una denuncia ciudadana o por el programa operativo anual de determinada dependencia que incida en el renglón de la salud pública.

Lo anterior viene a colaboración por la reciente medida que ejecutó la Comisión Estatal para la protección contra Riesgos Sanitarios (Coespris), dependiente de la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado, en aras de salvaguardar la salud de la población.

La Coespris, en el marco de sus funciones y atribuciones, tras constatar las condiciones físicas y sanitarias de las instalaciones, así como los controles del proceso de matanza o faenado, suspendió de manea temporal el rastro de Quesería, en atención a una denuncia ciudadana interpuesta acusando deficiencias en la operación de ese centro.

En información que se difunde hoy de principal en la edición de hoy de esta Casa Editora, se pone de relieve que luego de acudir a la verificación sanitaria se determinó que “el inmueble y su operación representan posible riesgo a la salud de los trabajadores y de la población”.

En general, el proceso de matanza de ganado para producir carne de buena calidad sanitaria para consumo humano en dicho lugar, estaba amenazado por áreas desprotegidas, traspaso con los corrales, condiciones de infraestructura, mantenimiento, sanitarios, control de plagas, monitoreo de cloración de agua, y programa de desinfección y drenaje.

Por ello, como medida precautoria, en apego a derecho y para salvaguardar la salud de las personas, se aplicó la medida de seguridad de manera temporal hasta que se eliminen las condiciones de riesgo.

Bien por la Coespris, enhorabuena, quien deja constancia con esta acción de su ocupación y preocupación por la salud de los colimenses, por el fomento sanitario de la población en general, y que antepone la salubridad ante cualesquier privilegio o intereses económicos.

Que todo sea por la salud pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *