EU busca la ayuda de la OTAN frente a Irán

*El secretario de Defensa estadounidense, Mark Esper urge a sus aliados a garantizar la seguridad de los barcos en el Golfo para proteger la libertad de navegación

ESTADOS UNIDOS.- El secretario de Defensa estadounidense, Mark Esper, urgió este jueves a su aliados de la OTAN a sumarse a los esfuerzos de Washington para presionar a Irán y garantizar la seguridad de los barcos en el Golfo tras una serie de ataques.

Cuando las tensiones entre Washington y Teherán aumentan, Esper pidió el apoyo de los países de la Alianza condenando públicamente a Irán y considerando la posibilidad de crear una coalición marítima para proteger la libertad de navegación en esta zona estratégica.

Después que el presidente estadounidense, Donald Trump dijera que cualquier conflicto con Irán “no duraría mucho”, Esper subrayó que Estados Unidos quería evitar este escenario y apostar por la vía diplomática.

Aunque Irán no estaba en la agenda, los ministros de la OTAN debatieron de ello durante una reunión en Bruselas, donde Esper dijo buscar “internacionalizar” la cuestión, después que el secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo pidiera la semana pasada una “coalición global”.

El responsable de Defensa explicó haber instado a los aliados a “considerar declaraciones públicas que condenen el mal comportamiento de Irán y que señalen la necesidad de tener libertad de navegación en el Estrecho de Ormuz”.

Esper les urgió también a estudiar la creación de una coalición, a “examinar todo” como “una vigilancia marítima más amplia -y eso debería incluir la vigilancia aérea-” para “proteger las vías fluviales internacionales”.

Muchos países europeos se alarmaron del enfoque agresivo de la administración Trump con Irán, temiendo que la política estadounidense de máxima presión sea contraproducente y pueda conducir a la guerra.

Cualquier implicación de la OTAN en el Golfo necesitaría el apoyo unánime de los 29 países miembros y, dado el malestar europeo, sería muy difícil de conseguir.

“La Alianza ha tenido cuidado desde el principio para tratar de mantenerse alejada” de los temas vinculados a Irán”, indicó un diplomático de la organización, para quien “unos pocos” miembros habrían expresado en privado su interés de ir más lejos.

La tensión en la región subió otro peldaño a mediados de junio luego de ataques contra buques petroleros en el Golfo de Omán, atribuidos rápidamente por Estados Unidos a Irán, que desmintió toda implicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *